Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Más de medio billón de euros fuera del mercado de crédito

Los depósitos a un día de la banca en el BCE alcanzan por primera vez los 501.933 millones

La situación de desconfianza entre los bancos, lejos de mejorar con la lluvia masiva de dinero con la que el Banco Central Europeo regó al sector en diciembre, empeora ante las previsiones cada vez más pesimistas sobre un regreso a la recesión. Fruto de ello, los depósitos que las entidades realizan a un día en el instituto emisor superaron el lunes por primera vez el medio billón de euros, según ha informado la Autoridad Monetaria del euro.

La política de los bancos de dejar el dinero en las arcas del BCE pese a que solo reciben un 0,25% por ello, ha venido aumentando paulatinamente desde la subasta ilimitada de liquidez a tres años que el organismo realizó el 21 de diciembre. Así, si los depósitos ya llegaron a superar la semana pasada el total de dinero que repartió el BCE (489.000 millones) entre 523 bancos de la eurozona, siguen aumentando y ahora han rebasado la cifra simbólica del medio billón con 501.933 millones.

De hecho, desde que tuvo lugar la subasta extraordinaria, la media de los depósitos de las entidades europeas se ha disparado hasta los 448.825 millones de euros, una cifra muy superior a la habitual, ya que con anterioridad a esta operación era inferior a 200.000 millones.

El objetivo de la inyección multimillonaria de hace poco menos de un mes era reactivar el flujo de crédito y despejar incertidumbres sobre el acceso a liquidez de las entidades europeas. A tenor de lo que los bancos están haciendo con este dinero hasta el momento, guardarlo en el BCE y comprar deuda soberana, se ha evitado el segundo de los riesgos. Sobre lo de reactivar el crédito, sin embargo, todavía no hay noticia.

El presidente del BCE, Mario Draghi, defendió el pasado jueves que la lluvia convertida en diluvio de liquidez recibida por la banca europea evitó "una grave restricción del crédito en el sistema bancario" y rechazó que los bancos se hayan limitado a salvaguardar los fondos recibidos en la hucha del BCE, sino que "ese dinero está circulando".

La facilidad de depósito del BCE remunera el dinero depositado diariamente por los bancos de la eurozona al 0,25%, una rentabilidad muy inferior al 1% del precio oficial del dinero. Por tanto, las entidades obtendrían mayores rentabilidades -superiores a este 1% como mínimo- si se lo prestasen a otros bancos en lugar de dejarlo a recaudo de la institución. Este hecho, el sacrificio de rentabilidades a costa de amarrar la seguridad de que te devolverán el dinero, constata la escasa predisposición de los bancos a prestarse entre ellos. Y si no se prestan entre ellos, no hablemos ya de dar créditos a las familias y empresas.

Por otro lado, los datos de la entidad presidida por Mario Draghi muestran que los bancos de la zona euro retiraron el lunes 1.640 millones de euros a través de la ventanilla de urgencia del BCE, que grava estos préstamos con un interés del 1,75%.