Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE pide a Papademos los compromisos de Grecia por escrito

El pago de los 8.000 millones de euros del primer rescate, aun pendiente

La solución de la crisis griega sigue atascada. Incluso los asuntos más urgentes como el desembolso del sexto tramo de ayudas por un valor de 8.000 millones de euros (del primer plan de un montante total de 110.000 millones), que debía haberse hecho efectivo en septiembre, está en el aire. La Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) exigen al nuevo Gobierno de unidad nacional, presidido por Lukas Papademos, una garantía "por escrito" del cumplimiento de sus compromisos. Pero por el momento no hay acuerdo entre los partidos sobre la forma de esta garantía escrita.

Papademos estuvo este lunes en Bruselas donde se entrevistó con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, y el del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Tras la reunión el primer ministro griego aseguró que "no hay ninguna duda de que el nuevo Gobierno griego va a proporcionar este compromiso por escrito". No obstante, precisó que "depende de los líderes de los partidos decidir cómo confirmarán su compromiso".

Antonis Samaras, presidente del principal partido de la oposición, Nueva Democracia, envió ayer una carta al presidente del Partido Popular Europeo, Wilfried Martens, en la que mostraba "su compromiso en apoyar al nuevo primer ministro", pero no hacía referencia alguna "a hacerlo por escrito". Fuentes comunitarias han apuntado que los conservadores pretenden ofrecer su garantía escrita subrogándose al compromiso del Gobierno.

Tras la reunión, Barroso, señaló que hay dos objetivos esenciales en los próximos meses, "un segundo programa de asistencia financiera a Grecia para los próximos tres años debe haber concluido para finales de este año" y "el intercambio voluntario de bonos con los inversores del sector privado debería tener lugar a principios de 2012". En realidad no se ha avanzado nada desde la cumbre del pasado 26 de octubre y ahora todas las expectativas se centran en el Consejo Europeo del próximo 9 de diciembre.