Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración financiera

Bruselas propone dar de tres a seis meses a la banca para recapitalizarse

La posibilidad de subir el mínimo de capital al 9% aumentará el total de entidades a 66 e incrementará las necesidades del sector a 220.000 millones. -El sector cae con fuerza en las Bolsas

El proceso de recapitalización del sector que concentra la atención de las autoridades e inversores no acaba de gustar a importantes socios del euro como Alemania, Francia y España ni convence al mercado, donde las mayores entidades europeas están registrando hoy importantes descensos en el precio de sus acciones. Además, sobre los detalles de cómo se llevará a cabo, todavía no hay acuerdo en cuanto a cuál será el nuevo mínimo de capital exigido a la banca, aunque no se descarta que llegue al 9% de los activos ponderados por niveles de riesgo. Esta posibilidad elevaría el número de bancos suspendidos a 66 frente al medio centenar que no lograría alcanzar el 7%, mientras las necesidades de capital subirían de 100.000 a 220.000 millones, según los cálculos de los analistas de Credit Suisse AG. Para lograrlo, Bruselas plantea dar a las entidades de tres a seis meses de plazo cuando en las pasadas pruebas este periodo fue de seis a nueve meses, según han informado en fuentes oficiales europeas.

Las mismas fuentes no han querido especular sobre cuál será, finalmente, el nivel de capital (Core Tier 1) que se pedirá porque aún no está decidido, pero han reconocido que el 9% "es una de las cifras sobre las que se trabaja" en el seno de la UE y la Autoridad Bancaria Europea (EBA). El plan de la Comisión Europea que presentó ayer su presidente, José Manuel Durão Barroso, supone adelantar los requisitos de capital del acuerdo internacional sobre solvencia bancaria Basilea III, que fija un ratio del 4,5% y un colchón adicional del 2,5%, elevando el requisito de capital de máxima calidad al 7%.

Las normas de Basilea III se introducirían por fases a partir de 2013 y alcanzarían su aplicación plena en enero de 2019. Según el Financial Times, un Core Tier 1 del 9% bajo la definición de la EBA equivale aproximadamente al 7% de Basilea III.

La EBA ha enviado a los gobiernos una solicitud para que los bancos hagan una valoración "prudencial" de toda la exposición a la deuda soberana, ya sea en sus carteras de negociación o de inversión, y que esta se "acerque" al valor del mercado. La valoración, han añadido desde fuentes de Bruselas, no se limitará únicamente a la deuda soberana de Grecia, extremo sobre el que han destacado que estas pruebas de resistencia de urgencia tampoco se han puesto en marcha con vistas a preparar una suspensión de pagos total o parcial del país heleno.

Asimismo, tampoco han querido entrar en las especulaciones sobre el montante que será necesario para recapitalizar la banca, pero se han mostrado optimistas al afirmar que esperan que las cifras sean "razonables". Sobre este extremo, un informe de la firma de inversión Credit Suisse AG repartido entre sus inversores calcula que serán necesarios 220.000 millones para el conjunto del sector bajo estos parámetros y que 66 entidades no superarán la prueba.

Entre las entidades que necesitarían un mayor volumen de capital se encuentran el Royal Bank of Scotland, Deutsche Bank y el francés BNP Paribas con unos 47.000 millones de euros entre todas ellas. Société Générale y Barclays precisarían bajo este escenario 13.000 millones de capital adicional.

Sobre quiénes tendrán que someterse a estos exámenes, el análisis de la EBA cubrirá los bancos sistémicos, que podrían ser aquellos que han participado en las pruebas de resistencia de julio pasado menos los bancos más pequeños que no tiene negocios internacionales, como las cajas de ahorro españolas.

El objetivo de las autoridades europeas es contar con los resultados de las pruebas antes de la cumbre del 23 de este mes para que los países miembros puedan aprobar el plan. A partir de ese momento se prevé que los líderes "inviten, recomienden o instruyan" a las autoridades bancarias nacionales a llevar a cabo el plan de recapitalización en los bancos afectados.

En las Bolsas, el sector financiero se ha colocado al frente de las pérdidas en una jornada de números rojos generalizados. Así, las mayores entidades italianas y francesas como Unicredit, Intesa Sanpaolo BNP Paribas se han dejado entre un 9% y un 7%. También Société Générale ha cedido otro 6%. Por detrás, el Deutsche Bank ha caído un 5%, en línea con el español BBVA, que ha bajado un 4%, y el Santander, que ha perdido un 3%.