Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

Moody's advierte de que la rebaja de Italia no será la última de la eurozona

La sociedad constata un aumento de la presión contra la calificación de los socios del euro que no cuenten con una triple A. -Adelanta que revisará el techo de 'rating' que ahora permite a los bancos tener una nota mayor que la de su país

La agencia Moody's, que ayer a última hora anunció un recorte en la nota de solvencia de Italia, advierte en un informe remitido a sus clientes que "todos los países del euro menos aquellos que tienen la máxima calidad crediticia es probable que sufran una presión contra sus calificaciones". Por tanto, añade la sociedad en el documento, "se espera que unos pocos países que tienen una nota inferior a AAA (la más alta posible, el equivalente a una matrícula de honor) logren mantener sus ratings". España, cuya calificación es la tercera más alta posible con una Aa2, está en el grupo de países que ha perdido su matrícula de honor a lo largo de la crisis.

El aviso de Moody's llega después de que esta agencia, una de las tres que domina el negocio de la medición de riesgos, recortase en tres escalones la calidad crediticia de la deuda italiana, que pasa de Aa2 a A2 por los problemas de financiación que puede sufrir en un futuro derivados de su elevado nivel de deuda . La rebaja se suma a la que Standard & Poor's realizó el pasado 19 de septiembre, la primera en los últimos cinco años.

"España está mejor que Italia quizás porque su líder adelantó las elecciones... esto representa una perspectiva de cambio, de esperanza futura", dijo el ministo de Economía Giulio Tremonti, ayer en una rueda de prensa, informa Lucia Magi. La frase se le escapó y enseguida se corrigió -"lo he dicho por decir"- cuando los periodistas le preguntaban si no sería mejor entonces ir a las urnas también en Italia. Ya nadie se cree que en estas condiciones Berlusconi pueda resistir. Ni los miembros de su Gabinete.

"Las posibilidades de volver a un rápido crecimiento económico que permitiría facilitar el objetivo de sostenibilidad fiscal son muy débiles", argumenta Moody's, que señala que la eurozona es ahora más vulnerable a un cambio de tendencia negativo en la demanda. Junto a ello, la sociedad apunta a que las reformas puestas en marcha por los diferentes Gobiernos europeos, que caminan haciendo difíciles equilibrios entre la necesidad de reducir el déficit sin impedir una recuperación, también suponen riesgos para los Estados que pueden acabar incidiendo en una eventual rebaja de sus calificaciones.

Los más expuestos a la tijera, añade, son precisamente los que pero nota tienen. Por el contrario, añade Moody's, "no hay una presión inmediata que pueda causar un recorte en los países calificados con una triple A". Actualmente, la sociedad mantiene esta nota a cinco Estados: Alemania, Francia, Austria, Luxemburgo y Finlandia.

Por otra parte, la agencia adelanta que revisará el techo de rating que ahora permite a los bancos tener una nota mayor que la de su país. Hasta ahora, este desfase era posible porque el euro suponía un paraguas superior al del propio Estado para las entidades, pero la posibilidad que ha abierto Grecia de que un país pueda acabar abandonando la divisa europea lo ha dejado en entredicho.

Sobre la posibilidad de que España esté entre los países que sufrirán un recorte en sus ratings, la firma de inversión RBC CApital Markets augura que Moddy's reducirá su calificación de Aa2 en dos escalones hasta A1, lo que supone pasar del sobresaliente bajo o notable actual a un bien. Según ha explicado esta casa en declaraciones a Bloomberg, esto es posible ya que gran parte de los argumentos que la agencia de calificación ha empleado para recortar la nota de solvencia de Italia son aplicables a España.