El agravamiento de la crisis

Trichet cambia de discurso y pone fin a las subidas de tipos

El presidente del BCE admite que su percepción de la situación ha cambiado a peor y recorta sus previsiones para 2011 y 2012. -El mensaje modera los avances en las Bolsas

Tal y como estaba previsto, el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy de forma unánime mantener los tipos de interés en el 1,5% ante el riesgo de recesión que atenaza a la economía internacional y el estancamiento de la eurozona. Pese a ello, no ha dado señales de un cambio de tendencia en su política sobre los tipos, lo que ha decepcionado a los mercados arrastrando a las Bolsas a pérdidas. En la deuda, el sombrío panorama económico que ha dibujado el político francés ha aumentado la presión contra los llamados periféricos del euro, que a su vez perdía posiciones frente al dólar a medida que Trichet avanzaba en su intervención.

"Los riesgos a la baja contra la economía se han intensificado", ha advertido el presidente del instituto emisor, Jean-Claude Trichet, que ha reconocido -otra vez más tarde que sus homólogos de EE UU, que el FMI o la OCDE- que su percepción de la situación ha cambiado a peor en la que es su penúltima rueda de prensa como presidente tras la reunión mensual del Consejo de Gobierno del BCE antes de ceder el testigo al italiano Mario Draghi en noviembre.

Trichet reprocha a Alemania sus críticas tras 13 años de control de precios
Más información
Los mercados se recuperan a la espera de un guiño del BCE

Principalmente por culpa de las tensiones en los mercados financieros, pero también por el estancamiento internacional, la catástrofe de Fukushima y el alza del petróleo, la eurozona crecerá este año entre un 1,4% y un 1,8% este año, cuando en junio esperaba una recuperación de entre el 1,5% y el 2,3%. Para 2012, el BCE augura un avance del PIB de los países que comparten la divisa europea de entre el 0,4 y el 2,2%, cuando en junio calculaba que sería de entre el 0,6% y el 2,8%.

Ante este panorama, Trichet, que ha destacado en diversas ocasiones que la incertidumbre se ha incrementadp, ha avanzado que el BCE seguirá vigilando estrechamente la evolución de la economía europea aunque ha defendido que su política monetaria -los tipos de interés- sigue siendo acomodaticia, lo que significa que sigue siendo la adecuada para favorecer el crecimiento, lo que de momento no hace necesario rebajar el precio del dinero. Con vistas al futuro, los analistas no descartan esta posibilidad en los próximos meses, aunque el presidente del instituto emisor hoy no ha dado mayores pistas sobre ello.

Por el contrario, la inflación, cuyo control es el principal mandato del organismo, se ha estabilizado. "Hace un mes considerábamos que había riesgos al alza para la inflación y ahora los riesgos están equilibrados", ha explicado, con lo que al menos se descarta que el BCE suba los tipos tras ser el primero en optar por incrementar el precio del dinero cuando aun no estaba claro el final de la crisis.

Sobre los problemas de financiación de las entidades financieras, Trichet ha recordado que el BCE ya tiene en marcha medidas extraordinarias para ayudar al sector. "Estamos listos para seguir proporcionando liquidez a los bancos tal y como hemos hecho en el pasado", ha defendido.

En cuanto a la crisis de deuda y la respuesta que están dando los países bajo sospecha, el presidente del organismo ha afirmado que están satisfechos con las últimas medidas que ha adoptado el Gobierno italiano para reducir el déficit. "Son conformes con el primer compromiso del Gobierno italiano", ha valorado antes de admitir que el BCE intercedió ante el Ejecutivo de Berlusconi para que reforzarse su compromiso con la estabilidad presupuestaria.

También ha lanzado un recado a Alemania, país desde el que se han lanzado críticas al BCE por su programa de compra de bonos, gracias al cual se ha evitado que Italia y España cayesen ante el acoso de los inversores en los mercados de deuda, y que ha dejado de lado el que es su objetivo principal: atajar la subida de precios. "Hemos asegurado la estabilidad de precios de forma impecable, perfecta y me gustaría escuchar alabanzas para una institución que ha permitido 13 años de estabilidad de precios desde Alemania, algo que es mejor de lo que este país ha experimentado en los últimos 50 años ", ha reprochado Trichet.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS