Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CMT estudia dar libertad a Telefónica para fijar la cuota de abono

El regulador se da un año para decidir si si deja de imponer la cuota mensual, que lleva congelada desde 2009

La factura telefónica y de conexión a Internet puede estar a puntio de dar un vuelco, aunque no se sabe si para bien o para mal. La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) se plantea dar libertad a Telefónica para fijar la cuota de abono, que es la cuota mensual que pagan todos sus abonados para el mantenimiento de la linea.

La cuota de abono es la única tarifa telefónica minorista que está regulada. Desde 2009 se encuentra congelada en 13,97 euros al mes (más IVA). La CMT establece año tras año esa cuota en función de una fórmula matemática referenciada a la inflación. Para 2012 ya ha decidido también la congelación.

Este es uno de los retos que se ha planteado para el próximo año el máximo organismo regulador, según ha señalado hoy el presidente de la CMT, Bernardo Lorenzo, en el XXV Encuentro de Telecomunicaciones de la Universidad Menéndez Pelayo de Santander (UIMP). Lorenzo ha aclarado que se trata de una revisión periódica que la CMT hace cada dos o tres años y que el resultado de la misma está aún por dilucidar. Es decir, que el organismo estudiará si mantiene o no el actual sistema aunque ha admitido que se abre la puerta a una modificación.

El efecto para el abonado final dependerá de la postura que adopte Telefónica en caso de que finalmente se liberalice. La operadora, que domina el 50% del mercado de conexión a Internet en España puede jugar con este precio, bajándolo o subiéndolo, en función de sus competidores. Incluso podría plantear eliminarla incluyéndola dentro de la tarifa plana.

Otros de los 10 objetivos de la CMT a un año vista es la portabilidad de número en 24 horas, recalcular el coste del servicio universal para incluir la banda ancha básica a 1 Mbps, modificar la regulación del mercado para los grandes usuarios, posibilidad de la segmentación geográfica del mercado español, revisión de los precios de terminación del móvil y de los operadores móviles virtuales.