Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inflación de China alcanza su nivel más alto en 3 años

En julio, los precios se incrementaron un 6,5%

Los precios en China continúan al alza. La inflación china registró una subida del 6,5% en el mes de julio, lo que representa una décima más que el nivel de precios registrado en junio y la tasa más elevada en los últimos 37 meses, según informó el Buró Nacional de Estadísticas de China.

En concreto, el precio de los alimentos se incrementó un 14,8% respecto a julio de 2010, con un alza del 56,7% del precio de la carne de cerdo, uno de los componentes esenciales de la cesta de la compra de las familias chinas, mientras que el precio de los productos no alimentarios se incrementó un 2,9%, frente al 3% de subida en junio.

Por otro lado, el indicador de precios de producción de China registró en julio una subida interanual del 7,5%, lo que implica un incremento de cuatro décimas respecto al dato de junio. La economía china experimentó en el segundo trimestre del año una expansión del 9,5%, ligeramente inferior al crecimiento del PIB del 9,7% observado en los tres primeros meses de 2011.

El buró de estadísticas chino también dio hoy la tasa del Indice de Precios de Producción, medidor de la inflación en el comercio al por mayor, y que mostró tasas aún más altas, del 7,5 por ciento en julio (cuatro décimas más que en el mes de junio).

Pekín considera que un aumento excesivo de precios puede causar no sólo problemas macroeconómicos sino también sociales, como ocurrió en 1989, ya que las protestas de Tiananmen estuvieron precedidas de una fuerte inflación (que llegó al 7 por ciento en 1987 y al 18 por ciento en 1988).

Por ello, el régimen comunista se ha fijado como principal prioridad macroeconómica para este año la contención de los precios, tomando medidas como la subida de tipos de interés (en tres ocasiones) o el aumento del coeficiente de caja en los bancos (seis veces).