España reduce su presencia en la lista de las 500 empresas más grandes del mundo

Santander vuelve a ser la primera de las nueve compañías españolas en la clasificación de 'Fortune' aunque cae al puesto 51. -Wal Mart repite como nº 1

España sigue perdiendo peso entre las empresas más grandes del mundo, según la clasificación que cada año realiza la revista Fortune. La presencia de las compañías españolas se reduce tanto en número, ya que tal y como ocurrió el pasado año ha desparecido una, con lo que su representación baja de las 10 que había en 2010 a nueve; al mismo tiempo que las que se mantienen en la lista retroceden posiciones.

Así, en esta ocasión hay que bajar hasta el puesto 51 para encontrar a la primera empresa con denominación de origen española, que vuelve a ser el Santander con una facturación de 100.350 millones de dólares, cuando el año pasado se encontraba en el 37. En segunda posición repite Telefónica, con 80.444 millones, aunque pierde 10 puestos hasta el 78. Quien sí mejora es la petrolera Repsol YPF, que animada por el encarecimiento del crudo registra una facturación de 70.456 millones y vuelve a estar entre las 100 más grandes. En concreto, pasa del 114 de 2010 al 94.

La presencia española continúa con BBVA, que baja al puesto 196 frente al 149 de hace un año con 43.465 millones, e Iberdrola, que también avanza en cinco posiciones al 212 y 40.305 millones de facturación. Sin salir del sector de las energéticas y petroleras Cepsa, por su parte, se pierde el avance de Repsol o Iberdrola y baja ligeramente del número 324 al 328 (26.150 millones) mientras Gas Natural Fenosa es la que más mejora al subir del 425 al 372 gracias a una facturación que ha alcanzado los 25.999 millones.

La presencia española entre las 500 empresas más grandes del mundo concluye con la aseguradora Mapfre, que con 24.387 millones de facturación cede 37 puestos hasta el 394, y la constructora ACS con 21.558 millones. La constructora presidida por Florentino Pérez es la que más posiciones pierde, ya que cae en 104 de golpe hasta el puesto 450. El pinchazo de la burbuja inmobiliaria y el persistente ajuste del sector constructor en España explican este retroceso, así como la salida de FCC de la lista, que sí estaba en la de 2010 en la posición 480.

De hecho, desde 2009 hasta este año, las tres empresas que han abandonado la clasificación de Fortune son todas constructoras, ya que antes de FCC las que dejaron la clasificación de hace dos años fueron Acciona y Ferrovial.

La pérdida de peso de España en la lista no es un fenómeno único entre los países occidentales, ya que esta tendencia es extensible a las grandes potencias europeas y, sobre todo, a Estados Unidos. En concreto, la primera economía mundial, aunque sigue dominando la lista con 133 representantes, mantiene su paulatino retroceso ya que hace una década tenía 185 empresas. En el lado contrario, China ha pasado de tener 12 empresas en 2001 a 61 en la actualidad.

Lo que no cambia es que la cadena estadounidense de supermercados Walmart vuelve a colgarse, un año más, la medalla de oro por delante de las petroleras Royal Dutch Shell y Exxon Mobil. Walmart, que había conseguido recuperar el primer puesto en la lista Global 500 del año pasado, se encaramó a lo más alto de la clasificación tras anotarse una facturación de 421.849 millones de dólares y registrar beneficios de 16.389 millones durante el año fiscal que acabó el pasado 31 de enero. Desde que Fortune empezó a elaborar esta clasificación en 1990, la cadena de supermercados que nació en Bentonville (Arkansas) en 1969 ha sido la primera en ocho ocasiones.

Además, los responsables de esta publicación destacan que tres firmas chinas aparecen en los diez primeros puestos de la lista (Sinopec, China National Petroleum y State Grid) y la presencia cada vez mayor de empresas procedentes de India, Rusia o Brasil y otras economías emergentes. Brasil, con siete empresas en el ránking, vuelve a ser el país latinoaericano con mayor representación en la lista.

Aspecto de una oficina del Santander en Londres, este miércoles
Aspecto de una oficina del Santander en Londres, este miércolesEFE

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS