Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sueldo de los banqueros sube un 36%

El consejero delegado de JPMorgan encabeza el ranking de ganancias publicado por Financial Times

La crisis parece que no afectar demasiado a los altos directivos de la banca. El sueldo de los banqueros subió un 36% el año pasado, según el ranking elaborado por el diario económino Financial Times. En la cabeza de la lista se encuentra el consejero delegado de JP Morgan, Jamie Dimon, cuyo salario se vió incrementado en 15 veces la cantidad que ganó en 2009 hasta casi alcanzar los 21 millones de dólares.

Otros de los directivos que aumentaron sus ingresos el año pasado fue Lloyd Blankefein, director general de Goldman Sachs, que se embolsó 14,1 millones de dólares o Frédéric Oudéa, de Société Génerale, que ganó 2,3 millones, un 50% más que en 2009.

En el otro lado de la tabla, entre los que ganaron menos que el año anterior se encuentra el español Francisco González cuyos ingresos, 8,07 millones de dólares, se redujeron un 10%, lo que no le impide estar en el décimo puesto por orden de ganacias. Los ingresos de John Stumpf, consejero delegado de Wells Fargo, también ha visto reducida la cantidad de sus ingresos, en este caso un 6%. Este descenso hace que con sus 17,56 millones de dólares sea el segundo de los banqueros con mayores ingresos y no sea primero como el año pasado.

El análisis elaborado por la consultora estadounidense Equilar muestra que a pesar de los sueldos han subido este ejercicio están por debajo de los niveles precrisis cuando Blackfein ganó más de 70 millones de dólares en 2007 y Dimon 40 millones en 2006. Catorce de los quince altos ejecutivos incluidos en el informe aceptaron en 2010 primas en efectivo o en acciones frente a sólo seis un año antes.

Por su parte, los ingresos de los bancos analizados solo crecieron una media del 2,9% debido tanto a las condiciones del mercado, peores que las previstas, como a las reformas del sistema regulador del sector, que han puesto coto a las actividades de mayor riesgo. La rentabilidad de los bancos varió según los casos y así, por ejemplo, Bank of America tuvo una pérdida neta en 2010 de 2.200 millones de dólares, mientras que el beneficio de Goldman se redujo en un 37% hasta 8.400 millones de dólares.

Por el contrario, según el periódico británico, algunos de las entidades más duramente golpeadas por la crisis como Morgan Stanley o Société Générale, de Francia, registraron un fuerte aumento de sus ingresos tras los pésimos resultados de 2009. De los quince banco examinados, ocho aumentaron sus beneficios anuales, mientras que en siete casos fueron inferiores en 2010 a los del año precedente.

Los banqueros, según Financial Times, rechazan las acusaciones de que "han vuelto a las andadas", y así por ejemplo, los 14 millones de dólares que se embolsó el consejero delegado de Goldman Sachs en 2010 quedan muy lejos de los 70 millones que se llevó a casa tres años antes.