Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica se hará cargo del coste del paro de los trabajadores que se acojan al ERE

La compañía abonará al Estado entre 300 y 450 millones | CC OO denuncia que la empresa a cambio recortará el ERE a tres años y a 6.500 trabajadores

Telefónica ha decidido hacerse cargo del coste del desempleo de los trabajadores que vayan al paro tras acogerse al expediente de regulación de empleo (ERE) que aplicará la compañía en su filial española y al que podrán acogerse un máximo de 8.500 trabajadores en los próximos cinco años. Cuando se aplica un ERE, los dos primeros años el trabajador que se acoge al mismo cobra la prestación del desempleo del INEM, que además tiene que satisfacer su cotización a la Seguridad Social. El coste estimado en el caso de Telefónica será de entre 300 y 450 millones de euros, según las primeras estimaciones, informaron en fuentes de la compañía.

La empresa responde así a la demanda del Gobierno que, por boca su ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, había exigido que al tratarse de una empresa con beneficios debía ser la empresa la que se hiciera cargo de ese concepto. La dirección ha comunicado esta intención al comité de empresa en la reunión que han mantenido esta tarde para negociar las condiciones del ERE.

En ese encuentro, la empresa ha señalado que los trabajadores que se apunten al ERE tienen el derecho de cobrar sus prestaciones del Inem como cualquier otro empleado, puesto que tanto ellos como la compañía han satisfecho sus cotizaciones. Sin embargo considera que, en las actuales circunstancias de crisis económica y necesidad de austeridad de las cuentas públicas, Telefónica, como empresa de referencia, debe lanzar un mensaje de compromiso con el país, informaron en fuentes de la negociación.

Cambio de las condiciones

No obstante, el pago del coste de desempleo podría tener consecuencias sobre el mismo ERE. Y es que, según denuncia CC OO, la empresa pretende volver ahora al diseño original del ajuste, es decir, para un máximo de 6.500 trabajadores y por un periodo de tres años, en lugar de los 8.500 trabajadores y un periodo de cinco años, ha señalado Jesús Vesperinas, secretario general del sindicato en la operadora.

"La nueva propuesta demuestra la improvisación de Telefónica y el poco rigor de los objetivos y de los argumentos. No se puede cambiar de criterio cada semana. No parece que la empresa sea sensible ni consciente de que está jugando con las expectativas y preocupaciones de la plantilla", señaló CC OO en un comunicado.

Tanto UGT como CC OO han manifestado hoy en la reunión que no están dispuestos a asumir ningún cambio que vaya en detrimento de las condiciones de salida del ERE ni que estos asuman indirectamente el coste del desempleo. El ERE se aplicará a empleados a partir de 53 años, a los que se pagará el 66% de la renta hasta su prejubilación.

La decisión de Telefónica pone también al descubierto las contradicciones del Ejecutivo en esta materia, ya que Trabajo si está dispuesto a qiue el Estado asuma el coste del desempleo de los trabajadores de las cajas de ahorro que se acojan a los ERE dentro de la reestructuración del sector. Estas entidades financieras, que han declarado casi todas beneficios en 2010, han anunciado ajustes para un total de 13.000 empleados, con un coste para el Estado de unos 700 millones de euros.

Trabajo prepara una reforma, cuya entrada en vigor está prevista para julio, de las políticas activas de empleo para que las empresas con beneficios que promuevan ERE que afecten a trabajadores mayores de 50 años compensen a las arcas públicas por el coste de la protección por desempleo. Según el calendario que maneja el Gobierno, esta norma entrará en vigor en julio.