La cumbre de Bilbao concluye que los retos de la web no son técnicos

Los grandes retos para el porvenir de la web no son técnicos. Esa es la principal conclusión que ha arrojado la cumbre Bilbao Web Summit, que ayer cerró sus puertas con la entrega del premio Dama al inventor de la web, Tim Berners-Lee. "La política pública, la regulación, los modelos de negocio, los intereses privados e incluso la inercia cultural son los obstáculos más importantes para el desarrollo de Internet, más incluso que cualquier protocolo técnico", reza el comunicado conjunto difundido por los expertos reunidos en la cita.

"El cambio y el compromiso tienen que llegar por parte de los usuarios, pero también de las empresas y los Gobiernos si queremos hacer realidad el sueño de la Internet del futuro", añade.

Igualmente, señala que la web "supone una enorme oportunidad para los emprendedores para crear nuevas empresas y que las ya existentes generen nuevos valores. Para los usuarios representa la ocasión de establecer relaciones nuevas y más fuertes", apunta. En cualquier caso, la la mujer más influyente de Silicon Valley, Chris Shipley, cofundadora de Guidewire Group, recordó que "las personas son más importantes que las tecnologías".

La mesa redonda sobre la relación entre los Gobiernos e Internet se convirtió en un alegato de todos los participantes en defensa de las ventajas de compartir información gubernamental con los usuarios de la red. Jeanne Holm, arquitecta de la NASA y responsable de la aplicación Data.gov, señaló que esta herramienta es capaz de "impulsar la economía" y que lo importante no es colgar los datos sin más, si no "hacerlos comprensibles".

"Las administraciones públicas pueden encontrar en Internet los perfectos aliados que hagan realidad la utopía de cercanía, transparencia y participación", resaltó la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS