Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración financiera

Fitch rebaja la calificación de la CAM a 'bono basura'

Moody's presiona y dice que el fracaso de la integración amenaza la nota de la alicantina y la de Caja Cantabria

Otro varapalo para la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado su nota hasta BB+ desde BBB+ con perspectiva estable, lo que implica calidad cuestionable o bono basura, después de que se frustrara el proyecto de creación del Banco Base y la entidad alicantina tuviera que pedir ayuda al Banco de España.

Fitch mantiene bajo vigilancia, con perspectiva negativa la nota A- de Caja de Ahorros de Asturias (Cajastur) y Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura (Caja Extremadura), las otras dos cajas que se iban a fusionar con la CAM, además de caja Cantabria (que no es analizada por Fitch). También ha revisado la situación "en progreso" de la calificación BBB+ de Banco de Castilla-La Mancha, integrado en Cajastur, hasta vigilancia con implicaciones negativas.

Los expertos advierten de que lo sucedido demuestra que la reestructuración no está cerrada

La evaluadora de riesgos ha explicitado que "la decisión sobre el rating es consecuencia de la ruptura del plan de integración de estas cajas de ahorros". Y aunque es la primera agencia que actúa, no es la única que advierte.

El fracaso del proyecto de Banco Base con la CAM genera dudas en el mercado, ya que en opinión de los analistas supone una señal de alarma acerca de que no la reestructuración del conjunto del sector no está cerrada. Y las sorpresas gustan poco entre quienes observan a la economía española desde detrás de los monitores en el exterior del país. En opinión de Moody's, la agencia de calificación que, entre otros movimientos recientes, rebajó la semana pasada de un golpe a 30 entidades españolas, ha advertido hoy de que la ruptura añade presión a la las calificaciones crediticias de las entidades que iban a integrarse.

El informe explica que, individualmente, el peso de estas entidades en el sistema es muy pequeño, lo que supone que el apoyo que recibirán será también menor al no materializarse la integración, e indica que el débil perfil crediticio de CAM y Caja Cantabria ya no podrá beneficiarse del apoyo que hubiera recibido en caso contrario.

Moody's advierte sobre una posible revisión de la calificación de las cajas implicadas en la operación, para lo cual hará sus propios cálculos sobre los planes de capitalización que deben presentar al Banco de España y su efecto en la estimación de la fortaleza financiera.

Por su parte, Ricardo Werhahn, socio de la consultora Roland Berger, que está asesorando a potenciales inversores en las cajas, incluidos fondos de inversión, considera que lo sucedido con la CAM "es una llamada de atención para que la gente esté muy alerta, porque todo el proceso sigue sin estar aclarado".

Comunicado de Caja Cantabria

Entre los aludidos, Caja Cantabria ha respondido que "trabaja intensamente en la formación de una nueva alianza" que pueda presentar al Banco de España "en un plazo de pocos días" un nuevo proyecto "solvente, viable y con la fortaleza necesaria para afrontar los requerimientos actuales de los mercados y autoridades". Caja Cantabria confirma así oficialmente, por primera vez desde que su asamblea dijo "no" al Banco Base, que negocia formar un nuevo grupo financiero, aunque no precisa con qué socios.

Sin embargo, fuentes financieras han indicado que el grupo podría contar con las tres cajas que han rechazado aliarse con la CAM, e incluso el Gobierno de Cantabria ha expresado públicamente su deseo de que su caja siga teniendo como aliado en el futuro a Cajastur. De hecho, las mismas fuentes han señalado que si Cajastur, Caja Extremdura y Caja Cantabria decidieran seguir juntas, el grupo financiero resultante no necesitaría solicitar al Estado ayudas públicas para cumplir las exigencias de solvencia.

En su comunicado, Caja Cantabria no se pronuncia sobre estos extremos, pero sí recalca que la alianza en la que trabaja tendrá "la fortaleza necesaria para afrontar los requerimientos actuales de los mercados y las autoridades", y le permitirá "mantener su protagonismo económico en la región y su importante Obra Social".

El rechazo a Banco Base paraliza 850 prejubilaciones en la CAM

La ruptura de la creación del Banco Base por el rechazo de Cajastur y las cajas de Extremadura y Cantabria a fusionarse con Caja Mediterráneo (CAM) paraliza las 860 prejubilaciones que habían sido "pactadas y dotadas" en la entidad alicantina, según el sindicato mayoritario de ésta última, SICAM.

Entre otras medidas, el Banco Base tenía prevista la salida de unos 2.200 empleados del grupo, de los cuales 860 eran jubilaciones anticipadas en CAM. Estas prejubilaciones ya habían sido contempladas en los presupuestos aunque no se habían llegado a ejecutar.

Ahora quedan "en suspenso y a la espera de ver la nueva situación" ya que las condiciones habían sido suscritas entre el Banco Base y el conjunto de las organizaciones sindicales de las cuatro cajas, y ahora habrá que "volver a negociar" entre la dirección de CAM y los sindicatos con representación en esta entidad.

Más información