Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Moody's deja a tres entidades españolas en el 'bono basura'

El recorte de la nota de solvencia hace que Banco Pastor, CatalunyaCaixa y Banco Valencia se quedan en el grado especulativo.- Otras nueve entidades, a las puertas

Moody's deja a tres entidades españolas en el 'bono basura'

Moody's ha vuelto a poner hoy en evidencia su sentido de la oportunidad con el anuncio de que ha recortado la nota de calidad crediticia de la banca española en el mismo día en el que los inversores están digiriendo el cada vez más posible rescate de Portugal, con las pertinentes caídas -moderadas- en Bolsa y el aumento de la presión sobre la deuda de los países del euro con problemas. El recorte de la nota de solvencia hace que Banco Pastor, CatalunyaCaixa y Banco Valencia se quedan en el grado especulativo, es decir, en el bono basura. Otras nueve entidades se sitúan a las puertas, siete a las que Moody's ha rebajado la nota y dos entidades que ya se encontraban en ese calificación; BBK, Novacaixagalicia, la fusión de Caja España-Duero, la Caja Municipal de Burgos, las de Ávila y Segovia, Ahorro Corporación, Cajamar y Lico Leasing se quedan a un paso del grado que suponen que no son una inversión recomendable.

La agencia de calificación no ha tocado la calificación de Santander, BBVA y La Caixa, que continúan con la nota de Aa2. La rebaja de notas en el resto de entidades es diversa. Por ejemplo, Caja Vital, Caja Rural de Navarra y Banco Sabadell bajan un escalón y pasan de una calificación A2 a una A3. Por su parte, Caja Madrid baja tres escalones hasta la nota Baa1, es decir, el escalón más alto dentro de la calificación que representa el suficiente.

Después de que ayer el primer ministro luso, José Sócrates, presentara la dimisión ante la imposibilidad de sacar adelante las nuevas medidas de ahorro, hoy la agencia de calificación ha rebajado entre uno a cuatro escalones el rating de la deuda a una treintena de entidades españolas, entre las que no se encuentran los más grandes: Santander, BBVA y La Caixa. Además, lo que añade más tensión a medio plazo, las ha vuelto a dejar en perspectiva negativa.

La medida, sin embargo, no debería tener un gran impacto en los mercados. De hecho, la Bolsa ha empezado a subir a la hora de la apertura tras empezar la sesión en rojo. Tal y como ha recordado el director general de Inversis, Juan Luis García Alejo, es un movimiento "normal" en tanto en cuanto es consecuencia de la rebaja hace dos semanas de la nota de solvencia a la deuda de España en un escalón, desde Aa1 a Aa2, lo que en cualquier caso sigue representando un notable alto. Moody's siguió el mismo patrón de comportamiento en diciembre cuando primero puso en revisión la calificación del Reino de España y, días después, hizo lo propio con estos treinta bancos y cajas.

Las razones que ha dado Moody's, una de las tres sociedades que controlan el negocio de medir los riesgos, para justificar el tijeretazo son la mayor presión financiera derivada del recorte de la deuda soberana del país y sobre muchos bancos "débiles" dado el "difícil entorno operativo en España". También apunta a la pérdida de importancia de entidades regionales y pequeñas en el sistema financiero y el debilitamiento del apoyo futuro a los bancos en Europa. En este extremo, reconoce que las calificaciones de algunos bancos siguen siendo objeto de examen, debido a su participación en los procesos de saneamiento, que pueden afectar a su negocio crediticio.