Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La calle Barquillo gana un hotel

Gallardón transformará una antigua vivienda de burgueses en 60 habitaciones dobles respetando la arquitectura original

Donde hay un edificio de oficinas y donde en su día hubo una vivienda de burgueses del siglo XIX se abrirá un hotel con 60 habitaciones dobles. La Junta de Gobierno municipal ha aprobado la transformación del número 19 de la calle Barquillo, según ha confirmado en rueda de prensa el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón. La reforma es parte de una política de rehabilitación del centro de la capital.

Tendrá un ascensor panorámico, se recuperarán las fachadas, las molduras y los patios originales y se eliminarán añadidos y ampliaciones posteriores. Las cuatro plantas del edificio están protegidas por el nivel 1 Grado Integral de manera que la reforma solo podrá introducir una "intervención que mejore sus condiciones de habitabilidad y que proteja y recupere los elementos de su arquitectura original", ha señalado Gallardón.

En el sótano, que mide 332 metros, se instalará el servicio del hotel. En la planta baja se respetará uno de los locales comerciales de los dos que hay y las habitaciones irán en las cuatro plantas superiores.

La rehabilitación permitirá que el inmueble, situado no muy lejos del eje Prado-Recoletos, se recupere y se vuelva a "poner en valor" después de que el paso de los años y el cambio de uso hayan generado una "degradación" del edificio, según el regidor. "Como era frecuente en la arquitectura madrileña de la época, por el hueco del portal se accede a un zaguán de elevado valor arquitectónico que en su origen también hacía la función de paso de carruajes y que comunica directamente con el patio principal de la finca y con las escaleras y el ascensor", ha detallado Gallardón.

Las obras de transformación tendrán que respetar también las chimeneas francesas y los elementos decorativos. Tanto los externos como los internos. El ascensor dará acceso al patio principal y se retirará de la escalera central. Toda la carpintería se unificará en madera, eliminándose la de alumnio actual.