Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tensión en Oriente Próximo hace subir el precio del petróleo a máximos de hace 30 meses

El Ibex cierra con una caída del 2,33% y se queda en los 10.810 puntos en una jornada en la que los principales mercados europeos han cerrado en rojo

Las revueltas en el mundo árabe han afectado al precio del petróleo. La incertidumbre no suele sentar bien a los mercados y de esto hay de sobra en el norte de África. La tensa situación en Libia, donde desde ayer se viven protestas contra Muamar el Gadafi que se han saldado con más de 200 muertos, ha hecho que el crudo aumente su precio hasta situarse en niveles de septiembre de 2008(cuando su precio comenzó a descender tras el máximo histórico de 145 dólares alcanzado en julio de ese año). De esta forma, el barril de petróleo brent roza los 105 dólares y sube un 2% respecto al cierre del viernes.

Libia produce, según los datos de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), 1,474 millones de barriles de crudo diarios y se configura como el octavo productor mundial. La economía de este país depende en buena parte de las venta del petróleo, que supone alrededor de un 95% de los beneficios de las exportaciones, sobre un cuarto de su PIB.

"Desde que comenzaron las revueltas el precio del petróleo ha subido, no solo por un incremento de demanda por la reactivación de la economía, sino también por las revueltas de Oriente Próximo", explica Gonzalo Gómez Bengoechea, investigador del Iese. "Ya hubo una subida con la revuelta de Egipto por su importancia estratégica con el canal de Suez y ahora se ha incrementado con las protestas de Libia, que sí que es productor", añade.

Abdalla Salem El-Badri, secretario general de la OPEP aseguraba el viernes que no existe una debilidad en el mercado. Los miembros de esta organización están produciendo más de seis millones de barriles diarios, apuntó. En este momento, los datos muestran que la producción actual es más que suficiente para el mercado, añadió.

Mientras los mercados del petróleo viven jornadas de volatilidad, las Bolsas han abierto con indecisión para acabar la jornada con pérdidas. El Ibex 35 ha registrado una caída del 2,33% y ha perdido la cota de los 11.000 para quedarse en 10.810 puntos básicos.

Gómez señala que la caída de la bolsa puede estar relacionada por el miedo de los inversores a que el incremento de los precios del petróleo pueda alargarse, lo que sería "una piedrecita" en el camino de la recuperación. Desde Atlas Capital, apuntan que la Bolsa llevaba varios días de subidas y se esperaba la corrección del mercado, que en esta ocasión ha llegado motivada por las revueltas de Oriente Próximo.

En los principales mercados europeos también han terminado con pérdidas; Milán ha liderado las caídas con una bajada del 3,59%; seguida por París que ha bajado un 1,44%; Fráncfort ha perdido un 1,4% y Londres un 1,1%. En Estados Unidos, al ser día festivo, no han abierto las Bolsas.

En época de incertidumbre, los inversores buscan valores más seguros y se decantan por el bono alemán, que representa menos riesgo. Por lo que, la prima de riesgo española ha continuado al alza y al cierre de la sesión se situó en los 217 puntos básicos.