Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de Eroski se congela o baja el sueldo por segundo año

Pueden trabajar un 5% más por el mismo salario o bajarlo

Los socios de la cooperativa Eroski, el tercer grupo de distribución de España, tienen que elegir entre trabajar un 5% más para mantener su salario, o trabajar el mismo tiempo a cambio de cobrar un 5% menos. La decisión fue adoptada hace apenas un mes por el 90% de la plantilla, en un debate que se ha suscitado por segundo año consecutivo. En 2010 la plantilla de la firma de distribución aprobó lo mismo pero con el 10% de subida del tiempo. El sueldo base para hacer los cálculos es el de 2009, no el ya rebajado de 2010.

El nuevo presidente de la compañía, Agustín Markaide, hizo ayer público el acuerdo de los socios, y lo presentó como una respuesta ante la situación del mercado, estancado desde mayo, y por el estado financiero del grupo, que poco a poco va controlado su deuda tras la díficil digestión que ha seguido a la compra de Caprabo.

Markaide, que sustituyó el pasado día 1 de febrero a Constan Dacosta dijo ayer que Eroski ha logrado estabilizar su situación financiera y ha logrado una mejora "notable" en los ratios de eficiencia gracias al esfuerzo en ahorro de costes.

Según explicó, la evolución del endeudamiento es mejor que la pactada tras renegociar con los bancos un nuevo calendario de amortizaciones para buena parte de su deuda. "Estamos adelantando la devolución de los créditos, y la gestión de inversiones y desinversiones está en el sitio que queremos", explicó.

Y todo ello en un contexto difícil de caída del consumo pese al cual Eroski logró mantener la cuota de mercado en un 11,5%, porcentaje que, según dijo, quiere lograr también este año a base de configurar una tienda "más cercana" al cliente, y basada en precios bajos pero sin reducir el surtido sobre el que los consumidores puedan elegir. Una buena parte del negocio de la cooperativa son sus propios productos, unas 3.000 referencias que suponen en torno al 35% de todas las ventas.

Markaide precisó que bajo su dirección, Eroski va a tratar de aumentar la calidad de la oferta local, dando más espacio a productores de la comarca para lograr una mayor integración de los establecimientos en sus zonas de referencia.

Otro de los retos de la cooperativa es culminar la transformación del grupo hacia la mayor cooperativa del mundo con más de 52.000 socios cooperativistas. "Se están dando los pasos para avanzar transformar las filiales en cooperativas", dijo el nuevo presidente.