Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varias facilidades de contratación beneficiarán a 100.000 jóvenes

Los jóvenes recibirán un tratamiento laboral específico para insertarse más rápidamente en el mercado laboral.- Gómez revela que el sustituto de los 420 euros solo será para parados con cargas familiares

Los jóvenes recibirán un tratamiento laboral específico para insertarse más rápidamente en el mercado laboral. El Gobierno ha estado ultimando un plan de choque, que ha negociado con empresarios y sindicatos, para facilitar a los empresarios la contratación de jóvenes o parados de larga duración. Se trata de bonificar el contrato parcial, muy poco explotado en España, para que las empresas se animen a incorporar jóvenes por esa vía, según ha explicado la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez. Todo ello pocas horas antes de que los agentes sociales y el Gobierno cerraran al filo de la medianoche el pacto social.

El plan durará un año y se espera que beneficie a unas 100.000 personas. Durante ese tiempo, el empresario estará exonerado de pagar el 100% de las cuotas de la Seguridad Social (el 75% si la empresa tiene más de 250 trabajadores) a cambio de que contrate a un trabajador por un mínimo de seis meses y por una jornada que equivalga al menos a la mitad de la ordinaria. No habrá directrices salariales, sino que cada empresa aplicará las correspondientes por convenio.

Esta medida, "una mirada a cortísimo tiempo y encapsulada en ese año de duración", en palabras de Mari Luz Rodríguez, genera algún rechazo en la patronal y los sindicatos. Los empresarios, por ejemplo, han propuesto que el contrato a jóvenes se pueda extender a dos años en lugar de uno, como ofrece el Gobierno. A los sindicatos les disgusta que la bonificación de las cuotas a la Seguridad Social se permita tanto en el caso de contratos temporales como de indefinidos, pues precisamente la reforma laboral había eliminado los incentivos a la contratación temporal.

La ayuda de 426 euros

Otra de las novedades del gran pacto social que este martes deberá ser ratificado por los sindicatos y los órganos de gobierno de la patronal es que la ayuda que sustituirá a los 420 euros para los desempleados solo se podrá cobrar si, además de seguir un programa de formación, el beneficiario tiene cargas familiares. Según ha detallado el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, la ayudará rondará los 400 euros.

El subsidio para los parados de larga duración, en su actual formación, ya restringe el grupo de beneficiarios a los menores de 30 o mayores de 45 años y, entre estas edades, solo a quienes tengan que hacer frente a responsabilidades familiares. En declaraciones a RNE, Gómez ha explicado que la reforma de las políticas activas de empleo persigue que los parados accedan a itinerarios de formación y que, además, "cuando tengan necesidades familiares, tendrán ayuda económica".

Las cargas familiares no se incluían entre las condiciones para recibir la ayuda de los 426 euros, por lo que Gómez ha argumentado que "este es el cambio en la configuración del programa". El ministro de Trabajo ya avanzó tras el Consejo de Ministros del viernes que su entrada en vigor se produciría "en semanas".

Otra de la reformas pendientes tras cerrar la actualización del sistema de pensiones con los sindicatos es la de la negociación colectiva. Al respecto, el titular de Trabajo ha insistido en que es preferible que sea fruto del pacto entre los agentes sociales, aunque ha reiterado que el Gobierno está dispuesto a hacerlo por ellos.

Los jóvenes y el mercado laboral

- De los 4,7 millones de parados que hay en estos momentos en España, 1,5 millones de personas son menores de 30 años, según la última encuesta de población activa.

- La tasa de paro juvenil es del 42% entre quienes no han cumplido aún los 25 años. Duplica así la tasa de la zona euro (20%) y la del conjunto de la Unión Europea (20,1%). El porcentaje se reduce al 32% cuando se tiene en cuenta también a los menores de 30 años.

- Hay dos tipos de contratos para jóvenes en España. El de formación, para quienes no tienen estudios y aprenden un oficio en el trabajo. Hasta el 31 de diciembre podrá contratarse a jóvenes de hasta 25 años, desde entonces el techo baja a 21 años. Estos contratos gozan de una bonificación del 100% de la cotización a la Seguridad Social.

El otro contrato juvenil es el de prácticas. Está destinado a quienes salen de la universidad. En ambos casos, como norma general, la duración del contrato tendrá que estar entre los seis meses y los dos años.

- Los jóvenes son uno de los colectivos prioritarios, junto con los parados de larga duración y mayores de 45 años, sobre los que la reforma laboral concentra las subvenciones a la contratación.

- De las 1,2 millones de empresas que hay registradas en la Seguridad Social, solo el 0,36% (4.518) tienen más de 250 trabajadores. En cambio, los empleados de estas últimas compañías representan el 40,9% de los poco más de 13 millones de cotizantes en el régimen general y del carbón que cuenta la Seguridad Social.

Más información