Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merrill Lynch cree que casi todas las cajas españolas necesitan recapitalizarse

El SIP de Caja Madrid y Bancaja y La Caixa son las que necesitarían más fondos.- Sus analistas cifran en 43.000 millones los requerimientos de capital.- Solo la diminuta Caixa Pollença se libra

Los analistas de Bank of America Merrill Lynch han publicado hoy un informe en el que cifran en 42.800 millones las necesidades de capital de las cajas de ahorros españolas para resistir una situación de tensión con una elevada solvencia. La firma considera que todas ellas, con la excepción de la diminuta Caixa Pollença, necesitarían captar fondos adicionales para estar preparadas. Bajo este escenario, las dos entidades que precisan más dinero serían, por un lado, el sistema institucional de protección formado por Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas y, por otro, La Caixa.

Merrill Lynch ha efectuado sus propias pruebas de resistencia a las cajas de ahorros. Sus premisas de partida son algo más duras que las de las pruebas europeas realizadas el año pasado, pero, sobre todo, el listón de solvencia establecido por sus analistas está en el 8,5% de capital de nivel 1 (Tier 1), mientras que en aquellas pruebas suspendían solo las entidades que tuvieran menos del 6%.

El deterioro generalizado de la economía en el que se realizan estos ejercicios también se traduce en una caída del 40% en el precio de las casas acabadas, del 60% en las que están en construcción y de un 75% para el precio del suelo, por encima del 28%, del 50% y del 61% incluidos en las pruebas del Banco de España y el CEBS. Por este motivo, Bank of America Merrill Lynch incrementa las pérdidas ocasionadas por impagos del 8% previsto en las pruebas de solvencia europeas al 10% por el mayor deterioro de su cartera vinculada al ladrillo, donde calcula un recorte del 50%.

Sobre la situación en la que queda cada caja en este escenario de deterioro "severo" de la economía, después del grupo liderado por Caja Madrid y Bancaja y La Caixa , la tercera entidad que tendrá mayores necesidades de financiación, aunque a distancia de las dos primeras, es CatalunyaCaixa con 4.300 millones de euros. También Mare Nostrum aparece en un lugar destacado con 3.100 millones. Completan este grupo la fusión de Caixanova y Caixa Galicia (2.600 millones) y Banca Cívica (2.300).

En caso de un deterioro "extremo" de la economía, lo que se traduce en un descenso de los precios de la vivienda y el suelo del 75% de media y un deterioro del 80% en sus activos inmobiliarios, las necesidades de financiación del conjunto del sector se elevan a 81.000 millones de euros.

En cuanto a las vías que las cajas tienen para financiarse, el informe recuerda que, tras la modificación de la ley, podrán recurrir al mercado a través de los nuevos bancos comerciales, que actúan como institución aglutinante de las entidades integradas. Junto a ello, recuerda la opción de recurrir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que junto al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) ya han inyectado a las entidades 14.200 milllones.

No obstante, dado que recurrir al FROB les supone abonar unos intereses de entre el 7,75% y el 10% (el resultado de la suma de la rentabilidad del bono a 5 años del Tesoro más 500 puntos básicos), los expertos que han realizado el informe aseguran que ven probable que se produzcan algunas intervenciones por parte del Banco de España, lo que implicará la nacionalización de estas entidades.

Además, junto a la prioridad de habilitar a las cajas para captar liquidez, Bank of America Merrill Lynch recomienda reforzar la labor de supervisión e intervención del Banco de España, lo que ayudaría a disipar la "opacidad" de sus propietarios y no dejar que su gestión sea dirigida por criterios políticos.

Fitch: Los fondos inyectados por el FROB no son suficientes

La agencia de calificación Fitch duda de que el dinero público que han recibido hasta ahora las cajas de ahorros a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) sea suficiente. "Los procesos de integración sólo han necesitado fondos del FROB equivalentes al 2% de sus activos ponderdos por riesgo, lo que puede no ser suficiente en determinadas instituciones", dice en un informe sobre la banca del Sur de Europa.

La agencia indica que pese a los recursos inyectados a las cajas a través del FROB (10.500 millones de euros) en forma de participaciones preferentes, "es previsible que los niveles de capital se mantengan bajos en las cajas españolas". Según Fitch, una de las principales preocupaciones de los inversores ha sido la elevada exposición de la banca española al sector de la construción y la promoción inmobiliaria, así como la incapacidad de las cajas de incrementar su capital.

El éxito de los nuevos grupos nacidos de las integraciones de cajas para elevar su capital en el futuro dependerá de que se logre restaurar la confianza de los mercados, indica el estudio sobre perspectivas en 2011.

Más información