Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La valoración de Facebook supera los 50.000 millones de dólares

Goldman Sachs y el fondo ruso DST inyectan 500 millones en el capital de la red social.- La operación duplica la fortuna personal de Zuckerberg y aumenta la presión para que salga a Bolsa

El banco estadounidense Goldman Sachs y el fondo ruso Digital Sky Technologies (DST) han pactado inyectar 500 millones de dólares (338 millones de euros) en el capital de Facebook, con lo que la valoración de la empresa supera los 50.000 millones de dólares (37.637 millones de euros). Según han informado fuentes implicadas en la transacción al The New York Times, Facebook ha logrado colocarse gracias a la operación bajo la estela de gigantes como Google y ha adelantado a otras de las grandes del sector como Yahoo, eBay o Time Warner, aunque estas estén ya en franco retroceso.

El rotativo explica que el objetivo de la inyección de capital es dotar a Facebook de los recursos suficientes para desarrollar nuevos productos, realizar adquisiciones o fichar a empleados de la competencia. Asimismo, los accionistas iniciales de la red social, entre los que están sus trabajadores, podrán aprovechar la operación para rentabilizar su participación mediante la venta de parte de sus títulos en Facebook, que supera los 500 millones de usuarios en todo el mundo.

En el caso de su fundador, Mark Zuckerberg, de 25 años, el acuerdo y la nueva valoración le permiten duplicar su fortuna personal. Para Forbes, que le sitúa como el multimillonario más joven de su famosa lista, el recientemente nombrado personaje del año según la revista Times acumula un patrimonio valorado en 6.900 millones de dólares (5.200 millones de euros al cambio actual), aunque esta cifra se calculó cuando la valoración del portal no llegaba ni a la mitad de los 50.000 millones de dólares actuales. Su empresa, para los analistas, tiene potencial para obtener unos beneficios de 2.000 millones de dólares (algo menos de 1.500 millones de dólares) al año en un futuro. Pero, hoy por hoy, guarda silencio sobre sus cuentas.

Al mismo tiempo, la noticia aumenta la presión para que Facebook, dado su potencial y el valor que está amasando, siga los pasos de Google o Microsoft y realice una oferta pública de venta para empezar a cotizar en el mercado tradicional de renta variable. Sin embargo, la iniciativa no está en el horizonte cercano de Zuckerberg y las fuentes consultadas por The New york Times apuntan a que podría empezar a plantearse a partir de 2012. "No mantengan la respiración", advirtió durante una conferencia en noviembre al ser preguntado sobre ello.

Mercado opaco

Actualmente, Facebook cotiza en un mercado privado no transparente y, de hecho, está siendo investigado por la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC) junto a compañías de internet en ascenso como Twitter, Zynga o LinkedIn. Según el regulador, este mercado secundario podría estar siendo empleado por las empresas para sortear los requerimientos de información pública sobre sus cuentas. La normativa estadounidense obliga a las compañías con más de 499 inversores sin contar a sus empleados a dar a conocer sus resultados financieros, por lo que no está claro si el acuerdo con Goldman, que en realidad actuará como intermediario de otros tantos miles de inversores, les obligará a abrir, por fin, sus libros, o si podrán esquivar la ley recurriendo a algún tipo de nuevo e ingenioso vehículo de inversión que unifique a todos los que den dinero al banco.

Con vistas al futuro, según añade el artículo firmado por Andrew Ross Sorkin y Evelyn M. Rusli, el acuerdo incluye una opción para que Goldman venda hasta 75 millones de dólares (56 millones de euros) de sus acciones a DST, que ya ha desembolsado más de 500 millones de dólares (338 millones de euros) en Facebook desde que entró en el capital de la red social en mayo de 2009. Entonces, el valor de la empresa era de 10.000 millones de dólares (7.500 millones en euros). Por tanto, si se compara esta cifra con las publicadas hoy, ha multiplicado por cinco la rentabilidad de su inversión. Asimismo, dado que incluso antes de la operación conjunta con Goldman ya acumulaba un 5% de sus acciones, se sitúa por delante de otros grandes accionistas como Microsoft, que también ha apostado por la red social.

Para hacerse una idea de lo que implica la cifra de 50.000 millones de dólares, solo hay dos empresas españolas cuya capitalización en Bolsa supere este cifra: Telefónica y banco Santander. Por el lado contrario, Apple, recientemente encumbrada como la segunda del mundo en una clasificación con tantos ceros que marea, vale cerca de 300.000 millones de dólares. Por detrás, Microsoft supera los 240.000 millones y Google, los 193.000 millones de dólares. De momento, ya registra más visitas en EE UU que el célebre buscador y la fortuna de Zuckerberg, con cerca de 14.000 millones de dólares, se acerca a la de los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, que gestionan un patrimonio de unos 15.000 millones de dólares cada uno.