Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Grecia recibe otro tramo de la ayuda y anuncia más esfuerzos

El Fondo y la UE dan el visto bueno al traspaso de los fondos pese a algunos problemas con el cobro de impuestos y el sistema de salud

El programa de ajustes presupuestarios de Grecia se mantiene en general por el "buen camino" y, a pesar de que persisten los retos, especialmente en lo referente al gasto en el sistema sanitario, en una mejor recaudación de impuestos y en la necesidad de aumentar el ahorro, se han producido "avances significativos" en su camino por reducir el déficit, según las conclusiones de la misión enviada a Atenas por la Comisión Europea, el Banco central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que hoy ha autorizado liberar el tercer tramo de la multimillonaria ayuda de 110.000 millones para tres años acordada antes de verano.

Desde el Gobierno, el ministro griego de Finanzas, Yorgos Papaconsantinu, ha adelantado que 2011 será difícil para Grecia pues se efectuarán reformas estructurales para repartir el peso del reajuste de la economía. "Tenemos mucho trabajo por delante. Hemos logrado lo más difícil y hemos recuperado nuestra credibilidad en los mercados internacionales, pero ahora hay que avanzar hacia reformas estructurales para tener desarrollo", ha explicado.

Así, tras tomar "medidas de ahorro dolorosas, como recortar sueldos y jubilaciones, para salvar al país de la quiebra" en 2010, Papaconsantinu ha añadido que durante el próximo año "el foco se concentrará en cortar el despilfarro del sector público con la reducción de su tamaño", cerrando organismos que dan pérdidas y reduciendo el número de funcionarios. "Hay que reducir el déficit en 30.000 millones en cinco años, para pasar de los 36.000 millones en 2009 a 6.000 millones en 2014", ha destacado el ministro antes de recordar que, de momento, Grecia ha logrado reducir el déficit en 14.000 millones y espera rebajarlo en otro 2% para 2011, hasta el 7,5% del Producto Interno Bruto (PIB).

Los expertos de las tres instituciones, que han visitado Atenas entre el 14 y el 23 de noviembre, han aprobado el desembolso del siguiente tramo de 9.000 millones de euros del plan de rescate de 110.000 millones de euros pactado el pasado mes de mayo. La misión internacional destaca que la reducción en seis puntos porcentuales del déficit prevista para 2010 supera los objetivos inicialmente previstos, aunque añadía que tras la revisión de los datos de 2009 y los ingresos menores de lo previsto, será necesario un esfuerzo suplementario para cumplir el objetivo de déficit de 2011, algo que ya ha aceptado Atenas.

En el capítulo de pendiente, los funcionarios del FMI, el BCE y la Comisión Europea también subrayan la necesidad de que Grecia adopte reformas estructurales para asegurar su competitividad, fortalecer su producción e incrementar el empleo. "Aunque se han logrado progresos significativos, el programa se encuentra en una coyuntura crítica, puesto que muchas de las reformas necesarias para transformar la economía griega hacia la exportación y dotarla de mayor dinamismo requieren un diseño hábil y voluntad política para superar los intereses creados por lo que el desafío consiste ahora en poner en práctica un ambicioso calendario para estas reformas", señalan.

De los 9.000 millones de euros de los que consta el tercer tramo, 6.500 millones corresponden a sus socios del euro, un dinero que cobrará en enero, mientras que el resto, 2.500 millones del FMI, se ingresarán entre 15 y 20 de diciembre. Tras este, el cuarto tramo de 15.000 millones (10.900 millones de la zona del euro y 4.100 del FMI) deberá ser aprobado tras una visita de evaluación de los progresos alcanzados prevista para febrero, con el fin de hacerse efectivo en marzo de 2011.