Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía española se libra de la recaída por la mínima

Los detalles del INE arrojan un leve ascenso del 0,015%.- El alza del IVA rompe la tendencia al alza del consumo tras tres trimestres consecutivos de mejora

La economía española se libró de la recaída en el tercer trimestre apenas por dos centésimas. Según ha confirmado el Instituto Nacional de Estadística tras el adelanto de la pasada semana, el Producto Interior Bruto registró una tasa intertrimestral del 0,0% en el tercer trimestre, pero si se revisa al detalle los datos publicados hoy por la oficina de estadística, se observa un avance del 0,0156% -que redondeado al alza es de dos centésimas- en este periodo con respecto a los tres meses anteriores, cuando según los datos actualizados hoy por la oficina de estadística creció un 0,3%, una décima más de lo anunciado. Para el Gobierno, se constata que la economía sigue con su "proceso de normalización" y que se está recuperando paulatinamente la confianza.

Salgado: "Nuestro PIB volverá a crecer en los meses siguientes"

"Es verdad que se ha reducido el gasto de los hogares como consecuencia probablemente del ajuste en el IVA y de la finalización de algunos planes de estímulo", ha reconocido la ministra de Economía, Elena Salgado. No obstante, ha insistido en que la reducción ha sido inferior al incremento que se había registrado durante el primer semestre del año. Además, ha añadido que las cifras del INE "coinciden con las previsiones del Gobierno", que espera cerrar el año con una media de un 0,3% negativo, y ponen de relieve una "estabilización" de la economía española que tiene carácter "transitorio". "Nuestra actividad, nuestro PIB, volverá a crecer en los meses siguientes", ha asegurado.

La causa de esta desaceleración fue el aumento del IVA, que redujo el consumo de los hogares un 1,1% en el tercer trimestre del año, con lo que se rompe la mejora acumulada desde finales de 2009 por este apartado, que supone más de la mitad del PIB español. Si la economía española dejó atrás la recesión a principios de año gracias a la entrada en positivo del gasto de las familias, que en el tercer trimestre de 2009 volvió a crecer (un 0,2% corregido de estacionalidad) tras dos años de contracción, el regreso a tasas negativas del consumo en el mismo periodo de 2010 se ha saldado con una menor aportación de la demanda interna al conjunto del crecimiento, lo que explica el estancamiento del PIB.

También baja la inversión

Junto a la anticipación de las compras para anticiparse al incremento del IVA, cuyo nuevo tipo entró en vigor el 1 de julio, también han condicionado el total del gasto a la baja la eliminación de estímulos como las ayudas a la compra de coches y que la remuneración de los asalariados, principal ingreso de las familias, ha seguido cayendo, según indica el INE. Pese a ello, en tasa interanual, es decir comparando las cifras con el mismo periodo del pasado ejercicio, el gasto de los hogares sigue en positivo, aunque se desacelera desde el 2,2% registrado en el segundo trimestre al 1,4%.

Aunque la principal razón que explica la evolución de la economía española en el tercer trimestre ha sido la contracción del consumo, ni el gasto de las Administraciones Públicas ni la inversión de las empresas han ayudado a superar el bache, ya que ambos apartados también caen. Por el contrario, solo mejoran la aportación del sector exterior gracias a que aunque exportaciones e importaciones se reducen, las compras en el extranjero bajan más que el volumen de lo que España vende a otros países. Por culpa del frenazo en la economía, el empleo también sigue sin mejorar y cae a un ritmo del 1,7% en el tercer trimestre frente al mismo periodo de 2009, lo que supone una reducción neta de casi 295.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

El Gobierno, según un comunicado del Ministerio de Economía, la reducción del consumo en este trimestre es "sensiblemente menor al crecimiento acumulado a lo largo de los dos primeros trimestres del 2010, apuntalando la idea de que el crecimiento del gasto de los hogares del primer semestre recoge una mejora de la confianza y no ha estado sólo motivada por la respuesta de los consumidores a estímulos fiscales temporales".

Menos cenas fuera de casa y más salir para tomar el aperitivo

El gasto de los españoles en productos de alimentación y bebidas se situó en 86.851 millones de euros el pasado año, lo que supone un descenso del 4% respecto al ejercicio precedente, con una caída más acusada en los establecimientos de hostelería y restauración (-10,2%), que en hogares (-2%) e instituciones (-2,7%).

Durante la presentación del estudio Alimentación en España, que elabora anualmente Mercasa, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ha afirmado que se constata una estabilidad en el volumen consumido, aunque el gasto se reduce por la bajada de precios.

Así, el número de salidas a comer fuera de casa baja un 4,5% y el presupuesto dedicado a cada salida, un 2,1%, con un ticket medio de 4,28 euros. Por contra, se mantienen los desayunos fuera de casa y se sale con más frecuencia a tomar el aperitivo, a pesar de que cuesta un 5,5% más, por lo que el estudio plantea una posible sustitución de las salidas a comer por tomar el aperitivo.

En materia de precios, la ministra ha puesto de manifiesto la "presión" existente sobre la cadena agroalimentaria desde 2007, que deja en una "difícil" situación a los eslabones "más débiles", como la producción, por lo que ha fijado como uno de los objetivos de su agenda política el fortaleimiento de la transparencia, la vertebración, la eficiencia y el equilibrio de la cadena.

Más información