Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Derbi cierra el centro de I+D de su planta en Martorelles

La compañía quiere trasladar el centro de investigación a su fábrica de Venecia

La compañía de fabricación de motos Derbi, propiedad del grupo italiano Piaggio, ha anunciado al comité de empresa su intención de cerrar su centro de investigación y desarrollo (I+D) en la planta de Martorelles (Barcelona), para trasladarlo a la fábrica de Piaggio en Venecia (Italia).

La empresa ha ofrecido el traslado de los trabajadores afectados a Italia con una mejora "sustancial" de las condiciones contractuales, según han informado fuentes conocedoras de las negociaciones, pero la totalidad de la plantilla de ingenieros se ha negado, por lo que la compañía prepara ahora un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a seis de los 10 ingenieros del centro.

La dirección ha optado por llevarse a Venecia el centro de I+D por razones productivas, aunque según ha comunicado al comité de empresa que se trataría de un ajuste interno sin repercusiones industriales sobre el futuro de la planta.

De hecho, la empresa ha manifestado su intención de asegurar la continidad de la fabricación en España, y se ha ofrecido a recolocar a cuatro ingenieros del centro de I+D en otros departamentos de la compañía en la planta de Martorelles, donde trabajan 240 personas, para las dos sociedades de fabricación de motos.

ERE en Piaggio

Se da la circunstancia de que Piaggio ha presentado un ERE de suspensión indefinida de contratos que afecta a 2.300 trabajadores del centro de Piaggio en Venecia, donde la empresa italiana fabrica la marca Aprilia. Por el momento, sin embargo, la empresa ha comunicado que prevé fabricar entre 20.000 y 25.000 unidades en los próximos años, y en concreto 21.000 motocicletas durante el ejercicio de 2010, lo que supondría la viabilidad de la única factoría europea de que dispone Piaggio fuera de Italia.

De hecho, en septiembre de 2009 los trabajadores de Derbi ratificaron por unanimidad el plan industrial presentado por la empresa, que se comprometió a invertir más de 2 millones de euros anuales en la planta de Martorelles y a mantener la totalidad de la plantilla. La filial del grupo italiano Piaggio también se comprometió a atraer nuevos productos a la planta catalana, que se ha especializado en la producción de modelos de 50 y 125 centímetros cúbicos.