El yen baja entre rumores de una nueva intervención del Banco de Japón

Las autoridades no confirman la operación, que sería la segunda en un mes

El yen ha frenado hoy su tendencia alcista, en medio de rumores de que las autoridades monetarias de Japón habrían intervenido en el mercado de divisas por segunda vez este mes para debilitar la moneda nipona, lo que no ha sido confirmado oficialmente. Según agentes del mercado de divisas citados por la agencia Kyodo, las autoridades habrían vuelto a realizar una venta masiva de yenes similar la que llevó a cabo, por primera vez en seis años y medio, el pasado 15 de septiembre.

Al comienzo de la jornada de hoy, el dólar se ha debilitado hasta la banda de los 84 yenes, aunque tras conocerse la posible intervención el mercado ha reforzado la moneda estadounidense, que ha vuelto a rondar los 85 yenes y ha contraído las pérdidas de la Bolsa de Tokio durante la segunda mitad de la sesión. Fuentes del Ministerio de Finanzas nipón no han querido confirmar la que supondría una segunda venta masiva de yenes en menos de diez días para evitar una subida del yen, pero el diario Nikkei asegura que ésta se habría comenzado a realizar a las 13.00 hora local (04.00 GMT).

Más información
Japón interviene en el mercado para debilitar el yen

El 15 de septiembre el Gobierno japonés realizó su primera intervención en el mercado de divisas en seis años y medio para contener la rápida apreciación del yen frente al dólar, que llevó al billete verde a intercambiarse en la banda de los 82 yenes, su nivel más bajo en más de 15 años.

Las estimaciones indican que el Ministerio de Finanzas, con el apoyo del Banco de Japón, gastó en aquella ocasión entre 1,7 y 1,8 billones de yenes (15.113 a 16.000 millones de euros), lo que convertiría esa operación en la más grande para un sólo día, según Kyodo.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS