Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA cambia su discurso y descarta una recaída de la economía en el tercer trimestre

El servicio de estudios del banco afirma que el impacto de la subida del IVA y el recorte del sueldo de los funcionarios no ha sido tan malo como se esperaba.- Calcula que el PIB crecerá entre un 0,1% y un 0,2%

Aunque la subida del IVA ha repercutido negativamente en el consumo durante los dos primeros meses con el nuevo tipo del impuesto, julio y agosto, su impacto en el conjunto de la economía ha sido menor de lo previsto, según indica el último informe del Servicio de Estudios del BBVA. Por este motivo, la institución, que hace apenas un mes no descartaba una recaída de la economía en el tercer trimestre, ahora calcula que el Producto Interior Bruto crecerá entre un 0,1% y un 0,2% en este periodo.

En opinión del servicio de estudios del banco, la economía española ha permanecido prácticamente estancada en julio y agosto, pero no muestra indicios de recaída pese a la mencionada subida del IVA o el recorte salarial de los funcionarios. Por el contrario, estima que la contribución del sector exterior al crecimiento de la economía española se incrementará en el tercer trimestre si la cosa no se tuerce en septiembre.

Hasta el momento, añade el último Observatorio Económico del BBVA, la desaceleración de la actividad económica "ha ocurrido parcialmente", pues la subida del IVA ha afectado a las ventas de automóviles, a las ventas minoristas o a la inversión en bienes de equipo duraderos, pero "no se está traduciendo en una previsión de crecimiento en tiempo real negativa".

Asimismo, destaca que "el deterioro de la demanda interna durante el inicio del tercer trimestre no se ha traducido en un empeoramiento adicional de los registros del mercado laboral", señala el informe. Los datos de julio y agosto indican que las cifras de destrucción de empleo permanecen estabilizadas en el entorno de las 20.000 personas. Además, de cara a los próximos meses, apunta que las expectativas de contratación sugieren que el empleo no experimentará un deterioro adicional en el corto plazo como consecuencia del proceso de consolidación fiscal o de la incertidumbre sobre la recuperación económica.

En su informe BBVA Research publicado a principios de agosto sostenía, por el contrario, que "la persistencia de las incertidumbres y de la volatilidad en los mercados financieros de capital", o con "la aceleración del proceso de consolidación fiscal", el PIB podría caer en el corto plazo. Para final de año, la entidad calcula que el PIB caerá de media un 0,6%.