Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bancos siguen cerrando el grifo del crédito a empresas y hogares

El BCE revela restricciones de préstamo en las entidades europeas.- S&P advierte de las dificultades de la banca para captar ingresos

La banca europea es solvente, dijeron el viernes los stress test. O al menos la banca que pasó el examen, hasta el 95% en el caso español. En esa tesitura, la Unión Europea desea que los especuladores dejen de cebarse con las economías más débiles en deuda, en déficit, en paro. Que regrese la confianza, para lo cual los estados han tomado un maremágnum de medidas poco populares, como congelar pensiones o bajar sueldos, todo ello removido con un retraso en la edad de jubilación.

Pero para devolver esa confianza a los mercados y consumidores también la banca tendrá que cambiar. Según el Banco Central Europeo (BCE), durante el segundo trimestre del año los bancos endurecieron sus restricciones al crédito para las empresas. Además, de abril a junio mantuvieron las mismas condiciones, drásticas, que en el primer trimestre para prestar a los hogares.

Así lo pone de manifiesto un sondeo que se realizó entre el 14 de junio y 2 de julio pasados. El BCE consultó a 120 bancos comerciales y llegó a tal conclusión. "La demanda de préstamos percibida por los bancos continúa recuperándose", ha señalado, no obstante, el organismo presidido por Jean-Claude Trichet.

Ausencia de ingresos

Pero la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's tiene ciertas objeciones a este planteamiento. S&P considera que las perspectivas de los bancos de captar ingresos, fuente de todos los créditos concedidos, es aún frágil. "Observamos una perspectiva mixta, aunque predominantemente negativa, para la calidad crediticia de los bancos europeos en 2010", advierte el analista de S&P, Miguel Pintado.

Pintado recuerda que la agencia mantiene perspectivas negativas o vigila con implicaciones negativas a 25 de las 50 entidades que analiza, después de que en el primer semestre del año decidiera seis rebajas de rating. "El elevado nivel de pérdidas" en las carteras de préstamos de los bancos continuará en 2011, observa Pintado.

El BCE estima que los créditos a las empresas en la zona del euro cayeron en junio un 1,9% comparado con idéntico mes de hace un año.