La recuperación de la confianza en España reduce el precio de emitir deuda

El Tesoro alcanza sus objetivos y coloca 5.968 millones a 12 y 18 meses en la primera subasta en la que bajan los intereses desde marzo

El Tesoro ha vuelto a acudir hoy al mercado con una emisión de letras a 12 y 18 meses y, gracias a la recuperación de la confianza en España en los mercados secundarios de deuda, a un precio más bajo que en la anterior operación del 15 de junio, con lo que rompe la tendencia al alza que arrastraba desde el desbordamiento de la crisis fiscal de Grecia al inicio de la primavera. La subasta ha alcanzado sus objetivos al captar 5.968 millones frente a un máximo de 6.000 millones de euros con una demanda superior a la oferta.

El resultado de la operación ha permitido un nuevo descenso de la prima de riesgo, que se establece a partir de la diferencia entre la rentabilidad de los bonos de España a 10 años y los alemanes, de referencia por su estabilidad. Este indicador ha bajado hoy hasta los 170 puntos básicos cuando el pasado jueves estaba en 207. El 12 de junio alcanzó su mayor nivel desde la entrada del país en el euro al tocar los 221 puntos básicos. La subasta también ha dado razones a la Bolsa española para nadar a contracorriente del resto de parqués de Europa y cerrar en verde pese a que Wall Street ha abierto con fuertes caídas.

Salgado celebra que es una nueva "señal de confianza" en el país
La prima de riesgo sigue relajándose y baja a 170 puntos básicos
Más información
España mantiene su recuperación en los mercados de deuda
El Tesoro afronta su mes más difícil

En concreto, el Tesoro ha adjudicado 4.248 millones en Letras a 12 meses de los 8.299 millones solicitados por los inversores, a un tipo marginal -el último pagado antes de cortar la emisión- del 2,249% frente al 2,450% de la subasta del 15 de junio. En Letras a 18 meses, ha colocado 1.720 millones de los 4.194 que se habían solicitado, a un tipo marginal del 2,40%, ligeramente inferior al 2,90% de la subasta de junio. En dicha subasta, el Tesoro adjudicó un total de 5.168,2 millones frente a un máximo que también era de 6.000 millones.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Según ha indicado la ministra de Economía, Elena Salgado, el resultado de la subasta es una "señal de confianza" que indica que se está dejando la crisis atrás, si bien ha reconocido que "todavía va a costar" y que aún queda por delante "un tiempo de crecimiento lento". Según han añadido desde su departamento, el Gobierno nunca pensó que sería complicado hacer frente a los vencimientos de la deuda en este mes -de 24.700 millones- y se han mostrado confiados en que la evolución siga siendo positiva en los próximos meses, permitiendo así cumplir con el calendario establecido.

Además, la ministra se ha mostrado esperanzada en que los resultados de las pruebas de resistencia que se conocerán este viernes reforzarán la confianza en la economía española puesto que en España -a diferencia de otros países europeos- se darán a conocer "datos de todo el sector financiero". En su opinión, esto muestra que España está siendo "absolutamente transparente", lo que cree que dará "más razones para la confianza".

Publicación de las pruebas de resistencia

La publicación de estos exámenes a 91 bancos europeos, de ellos 27 de España, y las previsiones de que serán positivas de forma general para el sector español han aliviado con fuerza la presión sobre la deuda del país en los mercados secundarios desde el pasado jueves. Este hecho, sumado a que la realidad ha demostrado que las especulaciones que apuntaban a que el Gobierno tendría serios problemas para afrontar sus compromisos de pago eran fruto del estado de exageración y la hipersensibilidad dominante entre los inversores, han dejado en evidencia que la situación no era tan mala como se calculaba. No obstante, no hay que olvidar que España sigue teniendo el tercer déficit más alto de la UE con un 11,2% a cierre de 2009 y que será el último entre sus socios en volver al crecimiento -en tasa interanual-.

Por culpa del contagio de la crisis fiscal de Grecia al resto de los países del euro con más déficit, el Tesoro ha visto como el precio al que tenía que ofrecer los títulos de deuda española aumentaba de forma constante a lo largo del segundo trimestre. De hecho, se ha visto obligado a elevar los intereses en cada una de las operaciones que ha realizado desde el 23 de marzo.

Aunque esta situación ha afectado tanto a las emisiones a corto como a largo plazo, las tensiones se han recrudecido en las que tienen un vencimiento más cercano, que era cuando se concentraban los temores a una eventual reestructuración de la deuda. De hecho, en el caso más destacable, las letras a seis meses, sus tipos se han triplicado en este periodo, del 0,482% de marzo al 1,577% de hace un mes, para superar la aversión al riesgo de los inversores.

Irlanda y Grecia también superan la prueba

Junto a España, dos de los llamados países periféricos del euro y que han estado bajo el foco durante la crisis de déficit como Grecia e Irlanda también han acudido al mercado con buenos resultados, lo que refuerza el análisis de la que situación se está estabilizando. El Gobierno de Dublín ha captado 1.500 millones de euros desafiando la rebaja de su nota de solvencia que ayer anunció la agencia Moody's en bonos a 6 y 10 años, con lo que asegura tener cubiertos sus compromisos de pago hasta el segundo trimestre de 2011. No obstante, en su caso los precios siguen subiendo ya que el interés abonado ha pasado del 4,688% de abril hasta el 5,537%.

Por su parte, Grecia ha superado su segunda emisión desde que ha recibido el primer tramo de la ayuda de la UE. En total, ha colocado títulos a 13 meses por valor de 1.950 millones de euros con una buena demanda. Asimismo, al igual que ha pasado con Irlanda, ha tenido que aumentar sus tipos en 40 puntos básicos hasta el 4,05%.

Elena Salgado, con Joaquín Almunia (a la izquierda) y el ministro holandés de Finanzas, Wouter Ros.
Elena Salgado, con Joaquín Almunia (a la izquierda) y el ministro holandés de Finanzas, Wouter Ros.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS