Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reforma laboral

De la Vega asegura que no hay un texto "definitivo" sobre la reforma laboral

El Gobierno reitera que de momento solo hay borradores y que las negociaciones continúan

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado hoy que "no existe ningún documento oficial, válido ni definitivo" sobre la la reforma laboral, sino solo "borradores", y ha recordado que las negociaciones entre el Gobierno y los agentes sociales continúan. Según ha reiterado durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, primero debe terminar el plazo dado por el Gobierno hasta el 16 de junio para apurar las conversaciones del diálogo social "en aras a encontrar un acuerdo".

En su opinión, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "lo dijo meridianamente claro" cuando anunció que el Ejecutivo aprobará la reforma laboral el próximo 16 "haya o no acuerdo". Así, ha asegurado que si hay acuerdo, la aprobación de la reforma sería "de la mano de los agentes sociales", y si no, sería una "propuesta del Gobierno con los cambios que considera que necesita el país". De la Vega ha añadido que hasta ese momento las partes deben ser "prudentes" porque las conversaciones tienen que seguir "sin presiones".

Desde los sindicatos, los responsables de Organización, Comunicación, Acción Sindical y Empleo de todas las federaciones y territorios de CC OO han puesto en marcha hoy los preparativos para la convocatoria de una huelga general en España, al considerar que esta "parece inevitable" ante la próxima aprobación de la reforma laboral por decreto y, previsiblemente, sin acuerdo, según ha anunciado hoy el sindicato.

Además, el secretario confederal de Seguridad Social de CC OO, Carlos Bravo, ha pedido al Gobierno que "cese en su apatía" en la mesa de negociación de la reforma del mercado de trabajo y transforme el protagonismo que tiene en los medios de comunicación en "activismo" para "forzar un acuerdo" con empresarios y sindicatos, que es "lo que este país necesita".

"Se lo estamos trasladando con claridad al Gobierno, no queremos que haya sorpresas", ha recalcado Bravo, quien ha destacado que la voluntad de acuerdo de CC OO es "clara", como también lo es que "se aproveche la crisis para vulnerar y recortar" los derechos de los trabajadores e "insistir" en un modelo de competitividad basado en costes laborales y en derechos laborales "escasos".

La organización dirigida por Ignacio Fernández Toxo ha celebrado hoy en Madrid dos reuniones plenarias de carácter extraordinario, a las que asistieron unas 150 personas, en las que se ha tratado la eventual convocatoria de esta medida ante el bloqueo de las negociaciones del diálogo social y la voluntad del Gobierno de sacar adelante la reforma la próxima semana.

El sindicato, que no precisa la fecha que se baraja para la huelga general, justifica la posibilidad de ir a esta movilización por el contenido del plan antidéficit, que considera "injusto, desequilibrado y antieconómico", así como por "los contenidos que se van conociendo de la reforma laboral". CC OO pondrá en marcha una campaña de información "paciente, razonada e intensiva" para explicar en los centros de trabajo y a la sociedad las razones de dicha movilización.

Barroso avisa a los sindicatos de que sin recortes no habrá ni crecimiento ni empleo

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, ha reiterado hoy la "necesidad" de avanzar en la consolidación fiscal y de afrontar reformas estructurales para "recuperar la confianza" en la economía europea y ha advertido a los sindicatos de que sin esa confianza no habrá crecimiento y tampoco nuevos puestos de trabajo.

"Sin confianza no habrá crecimiento y sin crecimiento no habrá creación de empleo", ha insistido en rueda de prensa conjunta con los representantes de sindicato y patronal europeos, al término de una reunión con los actores sociales en Bruselas. "Solo si somos serios al mantener nuestra casa en orden (...), seremos capaces de devolver la confianza en nuestra economía y crecimiento", ha apuntado.

El director general de la patronal europea BusinessEurope, Philippe de Buck, se ha unido a Barroso en el discurso para pedir a los sindicatos europeos que no alimenten la "tensión social" por los recortes que están aplicando varios gobiernos europeos, entre ellos el de España.

Por su parte, el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), John Monk, ha respondido que los sindicatos prevén ejercer "toda la presión posible, incluidas huelgas" para dejar claro su rechazo a los planes de austeridad y los recortes del gasto público "en toda Europa, no sólo en los países en apuros".

Más información