Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La planta de Renault en Sevilla tiene garantizado el futuro

La factoría prevé fabricar este año un 12% más

El director de la planta de Renault en Sevilla, François Frenette, ha afirmado hoy que la factoría andaluza tiene el "futuro garantizado" con la fabricación de dos nuevas cajas de cambio incluidas en la estrategia ECO2 para la reducción de emisiones. La compañía prevé fabricar un total de 800.000 cajas en 2010, con un ritmo que ya alcanza las 3.700 unidades diarias. Esta cifra supondría incrementar en 100.000 las cajas producidas en 2009.

Frenette ha explicado que el incremento de trabajo permite aumentar la flexibilidad de la fábrica, al acumular las jornadas mediante una 'bolsa de horas', un instrumento que permite utilizar esos días acumulados cuando baja la producción y que permitió que, en los periodos más intensos de caída de producción generalizada, la planta de Sevilla sólo utilizara el Expediente de Regulación de Empleo (ERE)durante un día y en uno sólo de sus talleres.

La factoría, con 1.100 empleados, es la primera planta de cajas de velocidades del grupo por volumen de fabricación, un 30% del total, y exporta el 80% de su producción a cuatro de los cinco continentes, dentro del marco de la Alianza Renault-Nissan, a países como Brasil, Rusia o Marruecos. Además, en 2012, el 50% de las exportaciones se realizarán para Nissan y en zonas como India, China o México.

Frenette ha señalado, como ejes de Renault, el coche eléctrico; posicionarse como líder en el desarrollo de modelos de bajas emisiones; mejorar su posición en países emergentes, como Rusia, Brasil o Marruecos; y reforzar la alianza con Nissan. El directivo de la compañía automovilística, no obstante, ha advertido de que "no es el momento del coche eléctrico en Sevilla" "A corto plazo no queremos cambiar la orientación de la planta de San Jerónimo", ha añadido.

Renault permite a través de Internet realizar ya una reserva de estos vehículos eléctricos, una lista de espera en la que se han registrado actualmente un total de 1.500 personas, de las que 300 son españolas.