Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía destituye al director de la Agencia Tributaria en plena campaña de renta

Luis Pedroche ocupaba el cargo desde 2004, cuando el PSOE llegó al poder

El Ejecutivo ha decidido acometer la primera destitución de peso en el ámbito económico desde que arrancó la crisis. El director de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, abandonará de forma inmediata su cargo, que ocupa desde 2004, cuando el PSOE llegó al poder. Se trata de un momento especialmente complejo, en plena campaña de declaración de la renta (oficialmente empieza el próximo lunes) y cuando la recuperación de ingresos públicos encabeza las prioridades del Gobierno.

Al llegar Elena Salgado al ministerio ya se produjo un relevo en la secretaría de Estado de Economía, pero la sustitución de David Vegara por José Manuel Campa se debió -al menos oficialmente- a una renuncia del primero. En el caso de Pedroche, la propia Salgado lo citó ayer en el Ministerio de Economía para comunicarle su salida.

Aunque el director de la Agencia hacía tiempo que no estaba especialmente cómodo en el cargo, fuentes de la Administración aseguran que los hechos pueden haberse precipitado tras la polémica generada recientemente por las nuevas instrucciones a los inspectores de Hacienda. La vicepresidenta, según esas fuentes, no tenía conocimiento de la norma de la Agencia que aumentaba los objetivos que debían cumplir estos funcionarios y que ellos interpretaron públicamente como una incitación a la prevaricación. También puede haber influido el excesivo optimismo mostrado por José Luis Rodríguez Zapatero el pasado 21 de abril en el Congreso respecto a la evolución de los ingresos públicos en el primer trimestre del año y que ha resultado más magra de lo que hacían prever esas palabras.

La noticia se conoció sólo un día después de que el Gobierno tuviera que hacer frente al incendio provocado por la rebaja de calificación de deuda de Standard & Poor"s. Tras esas dificultades motivadas por cuestiones externas, Economía afronta ahora otras de carácter interno.