Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera crisis del euro

El Ibex vuelve a caer otro 3% tras el recorte de S&P

La noticia acaba con el alivio de la Bolsa española aunque apenas afecta a la prima de riesgo de la deuda española, que ha marcado por la mañana su nivel más alto en 10 años

La rebaja de la calificación de España por parte de la agencia Standard & Poor's han dado la puntilla al mercado bursátil español, que tras lograr moderar las caídas de hasta el 3,3% registradas a primera hora conforme avanzaba la sesión, ha cerrado con un descenso del 2,99% con lo que mañana abrirá en 10.167 puntos. En los mercados de deuda, sin embargo, la noticia apenas ha variado la rentabilidad del bono español, que ha subido 10 puntos básicos hasta el 4,1%.

La amenaza de que S&P iba a rebajar la calificación crediticia de España ha estado planeando durante toda la jornada sobre el parqué español, lo que le ha llevado a liderar las pérdidas entre las principales plazas europeas tras el varapalo de ayer. La rebaja de la calidad de la deuda de Grecia al nivel de bono basura desató la alarma en los mercados y arrastró al Ibex a su segunda peor jornada en lo que va de año.

Sin embargo, no ha sido hasta pocos minutos antes del cierre cuando se ha conocido la noticia, lo que ha dado al traste con el alivio que estaba registrando el selectivo al calor de las reuniones en Berlín del BCE y el FMI con el Gobierno de Angela Merkel sobre la crisis griega. Así, tras moderar las pérdidas de principios de la jornada -a las 11.00 ha llegado a ceder un 3,3%-, al final ha cerrado con una caída del 2,99%, lo que devuelve al Ibex al nivel de finales de febrero. En el resto de Europa, París ha cedido un 1,5%, Francfort un 1,22% y Londres un 0,30%. En Portugal, que ayer sufrió también una rebaja de su nota de dos escalones hasta 'A-', la Bolsa de Lisboa se ha dejado al cierre un 1,89%. En Grecia, sin embargo, se ha producido un rebote tras el descalabro de ayer.

En cuanto a la deuda, los inversores ya habían descontado durante la jornada la rebaja a España. Así, la prima de riesgo de los bonos españoles a diez años frente a los alemanes ha llegado a marcar por la mañana los 130 puntos básicos, su nivel más alto desde que entró en la eurozona en 2000, aunque luego ha ido recuperando posiciones hasta los 109. Su rentabilidad subía a las 18.00 a 4,12%, un 0,8% más que al cierre de ayer. No obstante, de nuevo ha sido la deuda griega la que ha sufrido el mayor castigo, ya que sus tipos han llegado al 11% al inicio de la jornada. Con el paso de las horas, ha moderado su repunte al 9,9%, 25 puntos básicos más que ayer. El bono portugués y el irlandés han subido nueve y 17 puntos básicos hasta el 5,7% y el 5,2%.

En el mercado de divisas, la hipótesis de que la crisis de Grecia, tras extenderse primero a Portugal siga avanzando a otras economías con mayor peso en el conjunto de la eurozona, como la española, ha tirado con fuerza para abajo de la moneda única, que ha marcado su nivel más bajo en un año antes de la apertura de las Bolsas en Europa. A las 08.30 (hora peninsular) se cambiaba a 1,314 dólares, frente a los 1,3313 dólares de ayer por la tarde. En Asia, la Bolsa de Tokio ha sufrido hoy su mayor caída en tres meses con un 2,56% mientras Hong Kong se ha dejado un 1,46% y el Hang Seng de Shanghai un 0,26% por el recorte sobre la deuda griega.

Apostar por Grecia, la operación con más riesgo en deuda soberana

La rebaja de la calidad crediticia de Grecia al nivel de los bonos basura ha hecho que invertir en sus títulos sea la operación con más riesgo del mercado de deuda soberana, un cuestionable primer puesto que hasta ahora era ocupado por Venezuela, seguido muy de cerca por Argentina. Según la cotización de los seguros por posible impago de los créditos, los llamados CDS, salvaguardarse de una eventual suspensión de pagos de los bonos griegos es actualmente más caro que en ningún otro país.

En concreto, los CDS sobre un bono griego para defenderse contra un impago durante los próximos cinco años se ha encarecido hoy hasta el 9,4%, lo que más que duplica su nivel de enero. Por detrás, los seguros sobre Venezuela o Argentina no llegan a 850 puntos básicos. La relación entre posibilidad de impago y coste del CDS es directamente proporcional, ya que a mayor riesgo de insolvencia, más caro resulta asegurar los títulos porque su operador necesita más fondos en caso de que se cumplan los pronósticos de insolvencia. No obstante, está por ver si en caso de la bancarrota de un Estado habría suficiente dinero para pagar a todos sus acreedores.

Además, al igual que está ocurriendo con la rentabilidad de los bonos, la crisis de Grecia también está condicionando los CDS para asegurar la deuda de Portugal, España e Irlanda. Los menos caros son los vinculados a los bonos españoles, un 2,11%, dos puntos básicos más que ayer. En el lado contrario, los seguros para la deuda portuguesa se han encarecido hoy del 3,86% al 4,06%.

Más información