Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera crisis del euro

Trichet descarta la posibilidad de que Grecia entre en suspensión de pagos

EL BCE cumple con lo previsto y mantiene las facilidades de crédito para los bancos griegos

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha considerado hoy el compromiso del Gobierno griego de reducir su déficit fiscal de "muy serio" y "factible", ante la reiterada desconfianza de los mercados sobre la capacidad del país heleno para pagar la deuda. Además, ante la insistencia de los periodistas, ha descartado la posibilidad de que la República helena entre en suspensión de pagos.

Sobre el recurso al plan de rescate acordado por la UE, Trichet ha dado la bienvenida a una eventual intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI), tras hacer hincapié en que es necesario que participen en el proceso los Gobiernos de la eurozona. El presidente del BCE señaló que la entidad monetaria europea ha estado siempre a favor del apoyo del FMI, pese a que algunos miembros del consejo de gobierno se expresaron en contra.

Precisamente para aliviar la situación de Grecia, la institución ha confirmado que va a seguir aceptando activos con una calificación de riesgo de "BBB-" hasta finales de año, antes de la crisis sólo aceptaba activos que tuvieran un rating de como mínimo "A-", pero lo va a hacer con limitacones.

De este modo, los bancos griegos, principales compradores de la deuda estatal de Grecia, podrán seguir financiándose en el BCE pero a un precio más alto.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno de la institución ha decidido hoy mantener los tipos de interés de la zona euro en el 1%, el nivel más bajo en la historia de la institución, con el objetivo de apoyar la recupeación económica de la eurozona, cuyo Producto Interior Bruto (PIB) se estancó en el último trimestre de 2009 respecto a los tres meses anteriores.