Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos mantiene el paro en el 9,7% pero crea más empleos

162.000 personas encontraron trabajo en marzo.- El número de desempleados de larga duración creció en 414.000 personas y ya suponen el 44,1% del total

El ciclo de destrucción de empleo parece tocar a su fin en EE UU, tras firmarse en marzo 162.000 contratos netos, frente a los 14.000 perdidos en febrero. Y en la revisión de enero salió un positivo de 14.000 empleos. Sin embargo, la realidad recuerda que queda aún mucho para recuperar los 8,5 millones de asalariados que perdieron su trabajo durante la recesión. El paro sigue en el 9,7%. "Se ha creado en marzo un número sustancial del empleos, en lugar de perderlos. Empezamos a girar la esquina. Es importante enfatizar que aún queda mucho camino por recorrer", ha indicado el presidente estadounidense, Barack Obama, en la visita a una fábrica de componentes para baterías en Charlotte (Carolina del Norte).

Wall Street anticipaba un dato mejor para marzo, en torno a los 200.000 empleos netos, y una caída en una décima en la tasa de desempleo. Con los números sobre la mesa, la atención se dirigió enseguida al detalle. Y ahí se observa, primero, que se produjo una pequeña redistribución hacia al sector público, por la contratación de 48.000 personas para elaborar el censo.

Ese número seguirá creciendo hasta mediados de año, porque el Gobierno necesitará una media mensual de 135.000 personas para completar el trabajo. Pero aunque la tercera parte de la generación de empleo se sustentara en marzo en el ámbito público, también hay signos alentadores en sectores clave, como los 17.000 creados en la industria manufacturera y los 15.000 en la construcción.

"Han sido dos años muy duros, el peor periodo de crisis desde la Gran Depresión. Hace un año perdíamos más de 700.000 empleos al mes. Las medidas que hemos tomado rompieron con esa tendencia. Hoy es un día que anima", ha declarado Obama. "El Gobierno no puede cambiar las cosas de la noche a la mañana, ni recuperar por si sólo los ocho millones de empleos perdidos. Pero si podemos crear las condiciones para que las compañías tengan éxito y puedan empezar a contratar".

Más parados de larga duración

El de este viernes es el mejor dato de empleo desde marzo de 2007. Y si se junta marzo con los meses de enero y febrero, se crearon puestos de trabajo a una media de 54.000 empleos en el primer trimestre. Hay, sin embargo, detalles que recuerdan la fuerte degradación sufrida desde diciembre de 2007. En marzo había 15 millones de parados, de los que 6,5 millones son de larga duración.

Es decir, el 44,1% de los parados lleva más de 27 semanas sin poder trabajar. Son 414.000 más que hace sólo un mes, lo que revela de nuevo las dificultades que afrontan los estadounidenses para dar con un puesto de trabajo. Y para los que lo tienen, tampoco es fácil. El número de individuos forzados a trabajar a tiempo parcial se elevó en marzo hasta los 9,1 millones.

Entre tanto, los salarios bajaron una décima en marzo. En estas condiciones en el mercado laboral, no es de extrañar que haya en la actualidad 2,3 millones de personas que optan por no buscar empleo de forma activa, entre los cuales un millón están completamente apartados del mercado laboral. Si estos dos grupos se suman al total de parados, el subempleo es del 16,9%.

A partir de todo esto surgen dos preguntas. La primera, qué pasará con el cerca de millón de empleos temporales creados por el Gobierno de EE UU cuando se complete el censo. Y segunda, si estos datos serán suficientes para convencer a la Reserva Federal de que el crecimiento es sólido y se sustentará en el tiempo, lo que puede forzarle a cambiar de estrategia antes del verano.