Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La estabilidad de las cuentas públicas

La deuda de las comunidades sube un 25,8% hasta el 8,2% del PIB

Valencia, Baleares, Castilla-La Mancha y Cataluña son las regiones más endeudadas mientras País Vasco y Asturias son las que acumulan un menor pasivo

La deuda de las comunidades autónomas alcanzó los 86.280 millones de euros a cierre de 2009, lo que supone un incremento del 25,8% en comparción con el ejercicio anterior, cuando la cuantía fue de 68.553 millones. Según datos del Banco de España publicados este viernes, la deuda de las comunidades autónomas es equivalente al 8,2% del Producto Interior Bruto (PIB). Esto supone un 0,3% que en el tercer trimestre de 2009, cuando la deuda representaba el 7,9% del PIB.

Cataluña es la región más endeudada en términos absolutos, con 22.605 millones de euros, seguida de la Comunidad Valenciana (14.330 millones) y Madrid (11.576). Por detrás se encuentran: Andalucía, con 9.840 millones, Galicia (4.783 millones), Castilla-La Mancha (4.074), Baleares (3.289), Castilla y León (3.237), País Vasco (2.519), Canarias (2.352), Aragón (1.890) y Murcia (1.348). Las regiones que acumulan menos deuda son: Navarra (1.112), Extremadura (1.086), Asturias (1.080), Cantabria (662) y La Rioja (507).

Valencia, primera en deuda por PIB

Sin embargo, atendiendo a la clasificación de deuda en proporción del PIB de cada comunidad, que ofrece un balance más representativo de la situación financiera de las regiones, la Comunidad Valenciana es la que registra un mayor pasivo con un 14,1%, seguida de Baleares (12,5%), Castilla-La Mancha (11,6%) y Cataluña (11,5%). Por la parte baja de la tabla, País Vasco y Asturias aparecen como las menos endeudadas con un 3,8% y 4,7%.

Por su parte, las corporaciones locales acumulan, a finales de 2009, una deuda de 34.594 millones de euros, un 9% más que en 2008. Esta deuda representa el 3,3% del PIB. De dicha cuantía, los ayuntamientos son responsables de 28.770 millones y las diputaciones y consejos y cabildos insulares, de 5.825 millones. Cabe destacar que la deuda del ayuntamiento de Madrid cerró 2009 en 6.762 millones de euros, por lo que es responsable del 23,5% de lo que deben todos los consistorios españoles.

El segundo ayuntamiento en poblaciones de más de 500.000 habitantes que más debe es el de Valencia, con 835 millones, muy lejos del de Madrid. Luego se encuentran: Barcelona, con 753 millones de euros de deuda, Zaragoza (752 millones), Málaga (738) y Sevilla (522).

Peores números en 15 años

Atendiendo al gráfico histórico, el cuarto trimestre del año pasado constituye el mayor nivel de endeudamiento que han conocido las regiones españolas desde 1995. En esa misma estadística se indica que, sumando a Ayuntamientos, comunidades y Estado, la deuda total es del 53,2%, correspondiendo a la Administración Central un 41,7% de la misma.

Tanto la deuda total como la del país han subido tres puntos respecto al tercer trimestre, en ambos casos las más altas desde 2002. En diciembre, la agencia de calificación Fitch alertó sobre la estructura de la deuda española, que no dejaba de crecer en el corto plazo. Según la agencia, eso fuerza a las comunidades a acudir cada poco al mercado en busca de financiación, lo que, en un momento de fuerte competencia para colocar deuda pública entre los inversores, les obliga a pagar una prima extra.

En este sentido, la vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, pidió el pasado 4 de marzo a los gobiernos autonómicos un plan contra el déficit para dentro de tres meses. "Va a haber sacrificios, pero van a contribuir a mejorar la situación de la economía", justificó la ministra. En este sentido, el Plan de Austeridad, presentado por el Gobierno en enero, contribuye a recortar en 50.000 millones el gasto público para encarar problemas como los de la deuda.

Bruselas ve "demasiado optimistas" las previsiones de España

La Comisión Europea (CE) considera que las previsiones en torno al plan de estabilidad español para crecer económicamente y recaudar más, y que le permitirá reducir el déficit público por debajo del 3% en 2013, son "demasiado optimistas".

La Comisión se pronunciará el próximo miércoles sobre el programa de estabilidad actualizado de varios países, entre ellos España, Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Holanda y Eslovaquia. La UE pedirá más precisiones al Ejecutivo de Zapatero sobre las medidas de ahorro, insuficientes para Bruselas, que el Gobierno adoptará en 2011.

A la Comisión Europea también le preocupan los planes de saneamiento español. Opina que éstos se verán afectados por el crecimiento económico y la recaudación pública, que Bruselas considera que serán menores de lo augurado por el Ejecutivo.

Otros países recibirán peticiones de mayor concreción en la comunicación de sus planes. El Consejo de Ministros español aprobó la actualización del Programa de Estabilidad 2009-2013 el 29 de enero pasado, que busca un ahorro para las arcas públicas de casi 50.000 millones de euros hasta el año 2013.

Más información