Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España coloca con éxito una emisión de bonos del Tesoro a 15 años

La buena acogida indica una recuperación de la confianza en España por parte de los inversores

El éxito obtenido hoy en los mercados internacionales por una emisión de bonos del Tesoro a 15 años indica que los inversores van recuperando la confianza en la solidez de la economía española tras la tormenta griega. Las garantías ofrecidas por las autoridades españolas en las últimas semanas y las promesas de apoyo al Gobierno de Atenas por parte de sus socios europeos a cambio de disciplina en el manejo de sus cuentas parecen haber surtido el efecto deseado en los mercados tras semanas de incertidumbre.

La emisión de títulos españoles a 15 años por valor de 5.000 millones de euros tuvo una demanda de 12.000 millones, según Reuters, que ha señalado que el precio alcanzado se ha situado en el extremo más bajo de la horquilla. Según Bloomberg, España deberá pagar a los compradores una prima superior en 85 puntos básicos a los swaps de referencia y 12 puntos básicos por encima de sus bonos a 15 años actualmente en el mercado. Un punto básico equivale a 0,01 puntos porcentuales.

El Ministerio de Economía espera recaudar este año unos 225.000 millones de euros entre bonos, obligaciones y letras

La colocación de los bonos -primera desde el estallido de la crisis griega- había sido interpretada como una prueba sobre la confianza de los inversores en la solvencia de España, uno de los países europeos más afectados por el contagio de la crisis griega. El riesgo país de España -el diferencial de sus bonos a 10 años en relación a similares títulos de Alemania- llegó a subir hasta los 100 puntos básicos en el momento más álgido de la tormenta, encareciendo el coste de la financiación del Estado en los mercados internacionales. El Ministerio de Economía espera recaudar este año unos 225.000 millones de euros entre bonos, obligaciones y letras. El martes colocó 6.577 millones en letras a 12 y 18 meses , y mañana, jueves, pretende colocar entre 500 y 1.500 millones en bonos a 30 años.

La emisión de hoy fue dirigida de de forma sindicada por HSBC, Crédit Agricole, BBVA, Santander y Société Générale. Los analistas confían en que el éxito de la colocación de deuda española contribuya a aliviar la situación de Grecia y permita a este país lanzar con éxito su propia emisión de bonos a 10 años.

En otra muestra de que las aguas vuelven a su cauce, el euro registró el martes su mayor subida desde julio del año pasado. Sin embargo, a pesar de que esta mañana se cotizaba a 1,37 dólares, al final ha cerrado de nuevo con caídas para quedarse en 1,3603 dólares.