Iberia empezará a cobrar hasta 60 euros por la segunda maleta en marzo

La aerolínea toma medidas para reducir el peso de los aviones y ahorrar combustible

Tras meses de estudio, Iberia ha decidido descartar la posibilidad de establecer un recargo a los viajeros por facturar su primera maleta, aunque empezará a cobrar entre 50 y 60 euros por cada segundo bulto a los clientes de clase turista.

Los cambios afectarán a los billetes que se compren a partir del 1 de marzo. Todos los billetes comprados con anterioridad a esa fecha mantendrán las condiciones actuales pese a viajar a partir de esa fecha. De este modo, a partir del 1 de marzo, quienes viajen en clase turista de corto y medio radio podrán seguir llevando 23 kilos de equipaje facturado, al igual que en la actualidad, pero en una sola pieza.

Sin embargo, quienes viajen en Business podrán facturar sin ningún coste hasta 46 kilos (frente a los 30 actuales) repartidos en dos bultos. Igualmente, en los vuelos de largo radio, quienes viajen con las tarifas más bajas de clase turista también podrán facturar gratuitamente una maleta de hasta 23 kilos, en lugar de las dos actuales, mientras que las tarifas Turista completa, Excursión y tarifas de empresa mantendrán dos maletas como hasta ahora.

Más información

Una pieza de hasta 10 kilos en cabina

La compañía explica que el derecho a llevar una segunda maleta para los pasajeros de la clase turista costará 50 euros si se factura por Internet y de 60 euros si se hace en el aeropuerto. En cuanto a la política de equipaje de mano, Iberia dice que permanece invariable. Así, se podrá llevar a bordo una pieza de hasta 10 kilos por pasajeros en clase turista.

Además, por seguridad la compañía seguirá siendo "estricta" en el cumplimiento de las limitaciones de peso y tamaño de este equipaje de mano, "lo cual beneficia al cliente en mayor comodidad y rapidez en los procesos de embarque y desembarque".

La compañía subraya que la nueva política de equipaje se enmarca dentro "de una tendencia generalizada en el mercado, que tiene como objetivos, entre otros, poder seguir manteniendo tarifas baratas". Gracias a esta medida, se reducirá el peso en los aviones y por lo tanto el consumo de combustible y las emisiones. Además, se simplificarán y agilizarán las operaciones en los aeropuertos, con lo que se ganará en puntualidad.

Lo más visto en...

Top 50