Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corbacho pide "menos críticas y más aportaciones" al debate sobre las pensiones

El ministro de Trabajo asegura que la propuesta de prolongar la edad de jubilación es un punto de partida para llegar a un acuerdo en el Pacto de Toledo y dice que "el tiempo no acucia"

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha pedido a los grupos políticos "menos críticas y más aportaciones" al debate sobre la reforma del sistema de pensiones, ante el que el Gobierno se presenta, ha dicho, con "espíritu de acuerdo". En un encuentro con el grupo federal de Mayores del PSOE para analizar la propuesta del Ejecutivo, Corbacho ha dicho que la misma es un punto de partida para la búsqueda de un acuerdo en la Comisión del Pacto de Toledo y que la iniciativa gubernamental tiene el objetivo de "orientar el debate".

Así, el titular de Trabajo ha insistido en que "el debate se inicia ahora" y en que no es necesario llegar a un acuerdo "en tres meses" porque "el tiempo no acucia". El ministro ha remarcado que las cuentas de la Seguridad Social son "magníficas" y gozan de una "salud de hierro", como a su juicio demuestra que el año pasado tuvieran un superávit de 8.500 millones de euros y que el fondo de reserva supere ya los 60.000 millones.

Sobre la propuesta de reforma del Gobierno, Corbacho ha dicho que busca un sistema justo y equitativo, aunque "se deberá tomar en consideración" si el trabajador ha estado "dando clase o subido a un andamio". Respecto a las prejubilaciones, el ministro ha admitido que el Gobierno no las va a impedir y que en algunos casos pueden ser la "solución a un problema", pero ha apostado por que las empresas en beneficios que adopten esta vía para hacer un "ajuste económico" paguen "hasta el último céntimo"a las personas afectadas por los planes de reajuste.

No obstante, Corbacho ha subrayado la necesidad de abrir el debate para garantizar las pensiones en el futuro, ante el envejecimiento de la población, y ha asegurado que el mayor recorte social sería que un pensionista en 2025 tuviera que cobrar la mitad porque no hubiera suficientes recursos.

El ministro ha hecho hincapié en que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero "no va a recortar derechos" y ha aprovechado para criticar la propuesta del PP de rebajar las cotizaciones a la Seguridad Social en dos puntos, cuando en los últimos treinta años sólo han bajado un punto. El PP, ha señalado, hace este tipo de propuestas porque "parten de la base de que una parte" de sus votantes "no tendrá problemas" porque contarán con un plan privado de jubilación.

Para concluir, el responsable de Trabajo ha elogiado la política de pensiones del actual Ejecutivo socialista en relación con la etapa de Gobierno del PP. En este sentido, ha dicho que cuando el PP gobernó las pensiones subieron "raquíticamente, y en algunos casos la congelación fue su seña de identidad".

En el acto también ha estado presente la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, quien ha insistido en la misma línea y ha dicho que "todos tenemos la obligación de contribuir" al debate sobre el futuro de las pensiones. No obstante, se ha declarado poco optimista respecto a la actitud de algunos responsables políticos y ha dicho no esperar mucho "de Rajoy ni del PP".

La secretaria de Organización del PSOE ha advertido que su partido no va a permitir "que nadie utilice el miedo" y "juegue con la tranquilidad de los trabajadores" porque las pensiones "están más garantizadas que nunca". Por último, ha insistido en que trata de un "debate sin plazos cerrados" y ha añadido que este "no está pensado para las próximas elecciones, sino para las próximas generaciones".