Barajas opera "a plena capacidad" tras cancelar 314 vuelos

La estación de Cercanías de Sol en Madrid cerró por falta de fluido eléctrico.- La alta velocidad, parada durante tres horas.- Graves problemas de tráfico en las carreteras españolas

El aeropuerto de Madrid-Barajas trabaja desde las cuatro de este lunes "a plena capacidad", tras la cancelación de 314 vuelos debido al temporal, informan fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). Unos 45.000 viajeros han resultado afectados por las cancelaciones, a las que hay que sumar retrasos de hasta siete horas. Cientos de viajeros hacían cola frente a las ventanillas de venta de billetes, facturación o información en la T-4. El teléfono de información de Aena es el 902-404-704; además, se puede consultar el estado de los vuelos en su web.

Hasta las cinco de la tarde se realizaron 361 operaciones, de las que 196 corresponden a vuelos de salida y otros 165 a vuelos de llegada, con un retraso medio acumulado de 131 minutos y una tasa de puntualidad del 12%. A las cuatro, el gestor aeroportuario eliminó las restricciones relativas al mal tiempo, después de que el temporal obligara a cerrar a primera hora de la mañana dos de las cuatro pistas. Estos problemas afectaron también al Puente Aéreo entre Madrid y Barcelona, que estuvo interrumpido entre las siete y media y las doce y media.

Más información
Las carreteras de Madrid recuperan la normalidad
La nieve llega a la cota de 200 metros
Obligatorio el uso de cadenas en 30 carreteras catalanas

Colas de "cuatro horas" para pedir información

Los viajeros sufrieron además largas colas en los mostradores de facturación debido a que se canceló el servicio de auto-checking mientras las pantallas señalaban retrasos de entre cinco y siete horas en los vuelos, informa Anaís Berdié. Los 314 vuelos que no salieron dejaron un rosario de rostros expectantes formados en filas junto a las pantallas con la palabra "retrasado" en la mayoría de los vuelos. José Baena, que volvía junto con un compañero de trabajo desde Tampico (México), donde trabaja, para pasar las navidades con su familia en Jerez, llevaba en pie desde las cinco de la madrugada del domingo. "Aterricé a las 13.30, me dieron la tarjeta de embarque, pero al entrar en la zona de embarque, vi que el vuelo estaba cancelado. A partir de ahí, estuve dos horas para reclamar la maleta y otra hora y pico para recogerla en la cinta". La nueva fila era ante la venta de billetes. "No sé que hacer, si salir de aquí para tomar el AVE, pero lo que es seguro es que voy a poner una reclamación".

Los mostradores de información estaban "completamente rodeados" de personas, según relató un pasajero cuyo vuelo a A Coruña tuvo que aterrizar de nuevo tras el despegue por un problema técnico del que les informaron ya en el aparato. "Se están haciendo filas de hasta cuatro horas sólo para pedir información", explicó el pasajero. Otro de ellos contaba, desesperado, que en la última hora de espera sólo había avanzado "dos metros". Fuera, frente a los mostradores de facturación, venta de billetes e información, las colas se multiplicaban. María Ángeles, una pasajera que llevaba desde la mañana esperando para poder volar a Sevilla, logró llegar a última hora de la tarde a la ventanilla para recoger la devolución del billete y poder tomar el AVE. "En esta cola llevamos tres horas, y nos vamos sin una maleta facturada. Lo peor es que les ha superado, son simpáticos, pero no pueden con ellos", comentaba.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Además de los vuelos, la nevada caída durante la madrugada del lunes en Madrid obligó a suspender temporalmente los servicios de AVE a Sevilla, Málaga y Barcelona. Según Renfe, la nieve y un vagón que se salió de su vía bloquearon la entrada de la subestación de Cerro Negro, donde se estacionan los convoys que salen de Madrid. El servicio se restituyó a las 9.45, según Renfe, que ofreció a los 2.500 viajeros afectados tres opciones: devolverles el dinero, esperar otro tren o cambiar el billete de fecha.

En cuanto a la red de Cercanías, la estación de Sol de Madrid tuvo que cerrar por falta de fluido eléctrico. Los trenes de las líneas C3 y C34 no paraban en Sol, aunque la circulación no fue interrumpida en el túnel que une Chamartín y Atocha.

Varias personas junto a la zona de facturación del aeropuerto de Barajas.
Varias personas junto a la zona de facturación del aeropuerto de Barajas.EFE
El aeropuerto madrileño cancela hasta las 17.00 más de 270 vuelos.Vídeo: VNEWS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS