La UE advierte a España de que aplicar el modelo alemán no basta para reducir el paro

El Ejecutivo comunitario recomienda reciclar a los parados de la construcción y llevar a cabo reformas para aumentar la flexibilidad laboral

La Comisión Europea ha recomendado hoy a España que acometa recortes de la jornada laboral para frenar la destrucción de empleo a corto plazo, el llamado modelo alemán, aunque ha advertido de los riesgos de que la adopción de medidas de este tipo supongan una distracción de otras reformas necesarias, ya que no será suficiente para recortar el paro.

La Comisión aconseja, en efecto, a los países que prevén un aumento del paro el año próximo -como España- que flexibilicen sus regímenes de trabajo, en un informe sobre la situación del desempleo que el Ejecutivo comunitario tiene previsto adoptar hoy. Dentro de esta flexibilización se sitúan las medidas de reducción de jornada, que pretenden mitigar los efectos sociales de la crisis en el corto plazo y evitar despidos en un contexto económico adverso. Sin embargo, la Comisión alerta a los países que adopten estas reformas de que, si no se aplican "con criterio", pueden llevar a las empresas a "acumular un exceso de personal a largo plazo" y a "retrasar la reestructuración necesaria".

Más información
¿Es el modelo alemán la solución?
Corbacho espera aprobar el 'modelo alemán' en enero

El documento hace hincapié en la necesidad de reforzar los servicios públicos de empleo para que puedan proporcionar ayuda a los parados de forma personalizada. Recomienda también que la flexibilización del mercado laboral no socave la protección a los trabajadores. En el caso de España, una aplicación más frecuente de las reducciones de la jornada laboral -que han hecho otros países como Holanda y Alemania- "podría funcionar", dice el documento, aunque esta medida "no resolvería el problema del paro por sí misma", según ha declarado un funcionario de la dirección general de Empleo de la CE.

Además, en importantes sectores de la economía española, como la construcción, este tipo de trabajo "podría no ser la mejor opción", ha señalado el experto en una rueda de prensa. La medida "permitiría reducir un poco el número de parados, pero aún habría otros muchos problemas derivados del estallido de la burbuja inmobiliaria", ha explicado. Sería una mejor opción, según la Comisión, formar a los parados de la construcción y, todavía más, fomentar el desarrollo de otros sectores económicos a largo plazo.

Colas de parados ante una oficina de empleo de Madrid.
Colas de parados ante una oficina de empleo de Madrid.SAMUEL SÁNCHEZ
Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS