Cumbre de Pittsburgh

El G-20 se convertirá en el foro económico de referencia

El club de países ricos y emergentes desplazará al G8

Los líderes del club de países ricos y emergentes, el G-20, han decidido que este foro se convierta en el escenario principal para la cooperación económica internacional, desplazando al G-8, formado por el G-7 de países más industrializados y Rusia. Se prevé que el nuevo formato otorgue mayor importancia a naciones en ascenso como China, India y Brasil y reste influencia a los poderes tradicionales europeos.

El acuerdo alcanzado en Pittsburgh fue anunciado por el Gobierno estadounidense en la noche del jueves mediante un comunicado y se hará oficial hoy al cierre de la cumbre. El documento, no obstante, no da pistas sobre el futuro del G-8, que hasta ahora desempeñaba ese papel. Altos responsables del G-20 consideran que el G-8 seguirá teniendo una función, ligada a asuntos geopolíticos y de seguridad. El G-20 pondrá hoy fecha a su próximo encuentro, que se celebrará con casi toda seguridad en Corea del Sur.

Más información
Los países del G-20 llegan a un principio de acuerdo para limitar los bonus
Zapatero advierte en el G-20 del riesgo de que se recupere el crecimiento sin empleo
EE UU urge al G-20 a tomar medidas para equilibrar el crecimiento mundial
El G-20 se compromete a desarrollar un modelo de crecimiento "más equilibrado"

El G-20, creado en 1999 para responder a la crisis económica rusa y asiática, está integrado por los miembros del G-8 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, Canadá y Rusia) junto a Australia, diez países emergentes y la Unión Europea (UE). Esas naciones representan el 90% del Producto Interior Bruto mundial, el 80% del comercio internacional y las dos terceras partes de la población mundial. España, que no pertenece a este grupo, tendra un lugar asegurado en la próxima reunión si esta se celebra durante su presidencia de la UE.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS