Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis se prolonga

El Gobierno cree que la subida de impuestos no dañará la recuperación económica

Campa espera el fortalecimieto de la confianza de los consumidores contrarreste los efectos negativos de una mayor presión fiscal

España no saldrá de la recesión este año. La economía sigue cuesta abajo y no comenzará a mostrar signos de crecimiento hasta 2010. En esta coyuntura, la prioridad del Gobierno es contener el déficit y levantar la demanda nacional, es decir, tomar medidas como aumentar los impuestos y estimular el consumo.

Las esperanzas están puestas en el optimismo de la población española. "El efecto impositivo sobre el consumo será menor" si los consumidores ven signos positivos en la economía, "porque lo que determina el consumo es la confianza", ha dicho el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, que aboga por "establecer un nuevo patrón para la economía, cuanto antes".

El empleo, sin embargo, sigue siendo la asignatura pendiente. Mientras no se recupere el mercado laboral, las familias afectadas difícilmente podrán hacer frente a un mayor gasto, especialmente cuando los datos del IPCA publicados hoy invitan a pensar en una recuperación de los precios. El número dos de la vicepresidenta económica Elena Salgado confía, no obstante, en que los "síntomas de recuperación" se conviertan en "sustituto del estímulo temporal que fue el Plan E", que finaliza este otoño y que ha sido el revulsivo español para el aumento del desempleo y el gasto de los hogares.

En cualquier caso, Campa, como el resto del Ejecutivo, invita a ser prudentes con respecto a la desaceleración en la caída del PIB. "El punto álgido de la recesión ya ha pasado", probablemente, en el primer trimestre del año, ha repetido hoy en una entrevista en la cadena SER. "No debemos minimizar el aspecto negativo", ha añadido, sin embargo.