Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AIG pagará 5 millones anuales a su nuevo director

Robert Benmosche podrá cobrar 2,4 millones más en función de su rendimiento

El nuevo director de la aseguradora American International Group (AIG), Robert Benmosche, cobrará siete millones de dólares al año (4,9 millones de euros; unos 416.000 euros al mes), pero podría llegar a percibir hasta 3,5 millones más (2,4 millones de euros) si la compañía considera que su rendimiento es elevado, es decir, si obtiene buenos resultados para la empresa. La compañía desembolsará 3 millones en efectivo y otros cuatro en acciones.

Benmosche, de 65 años, en cambio, no tendrá opción ser indemnizado por cese de contrato, a diferencia de su antecesor en el cargo, Edward Liddy. Además, la bonificación por el buen trabajo dependerá también de las normas de remuneración a ejecutivos previstas en el Programa de Alivio de Activos Depreciados (TARP, por su sigla en inglés), que puso en marcha el Gobierno estadounidense para remediar los graves problemas de liquidez que sufrían algunas entidades a causa de la crisis financiera. La administración Obama, que vigila los salarios de los ejecutivos -al menos de las compañías intervenidas-, ha dado el visto bueno a través del director de compensaciones Kenneth Feinberg.

El nuevo director, que se incorporó al cargo desde MetLife el pasado 10 de agosto, deberá limpiar unas pérdidas de 61.659 millones de dólares (43.651 millones de euros) registradas en el último trimestre de 2008, las más cuantiosas jamás acumuladas por una sola empresa y encabezar la recapitalización de la empresa que costará a las arcas del estado otros 694 millones de euros. El gobierno estadounidense ha invertido 182.000 millones de dólares (128.800 millones de euros) en ayudas y posee el 80% de la compañía.

Durante el primer trimestre de este año, la que fuera la mayor aseguradora del mundo redujo sus pérdidas el 44 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior y en entre abril y junio de este año, logró una ganancia neta de 1.822 millones de dólares (708 millones de euros), la primera en casi dos años.

Las acciones de esta entidad se depreciaron hoy el 3,9% en la Bolsa de Nueva York, y cerraron a 23,42 dólares.