Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de coches en Europa suben un 2,4% en junio tras 14 meses a la baja

El tirón del 40,5% en Alemania contrarresta los descensos de países como España, donde las matriculaciones siguen en caída libre con un desplome del 19%

Las ayudas directas a la compra puestas en marcha por algunos gobiernos europeos, entre ellos el de España aunque con cierta tardanza, han conseguido su objetivo: reactivar las ventas de turismos y aliviar la grave crisis que atraviesa el sector de las cuatro ruedas. Según ha dado a conocer hoy las patronales europeas de fabricantes y vendedores de coches, las matriculaciones en toda Europea han logrado dejar atrás en junio 14 meses consecutivos de caídas tras subir un 2,4% con respecto al mismo periodo de hace un año con 1.461.859 unidades vendidas. A pesar de esta mejora, el sector registra mantiene el signo negativo en los seis primeros meses del año con un descenso del 11%.

El Gobierno francés reclama a Bruselas la extinción coordinada de las primas en todos los países que las han aprobado

Si se descrimina por regiones, concretamente, en la Unión Europea las matriculaciones repuntan un 4,6% en junio, aunque caen un 9,8% en el dato acumulado desde enero; mientras en la eurozona avanzan un 5,3%, aunque también bajan un 9,4% desde enero con unos siete millones de vehículos.

La causa de este repunte está principalmente en la recuperación del mercado alemán, que ha aumentado sus ventas en más de un 40% al vender uno de cada tres coches nuevos, y logra un avance del 26% en lo que va de 2009. Pese al incremento de las operaciones, los fabricantes de Alemania han avanzado que la producción caerá un 13,7% a final de año.

Tras la locomotora alemana, Francia, el otro país pionero en la aprobación de ayudas directas aunque ya ha advertido de que las eliminará progresivamente en 2010 para evitar que el sector se acostumbre a las subvenciones y no mejore su productividad, ha visto como las matriculaciones han crecido un 7% en junio, con lo que sube un leve 0,2% en el acumulado desde principios del ejercicio. De hecho, el ministro francés del Relanzamiento, Patrick Devedjian, está negociando con la Comisión Europea la coordinación de la extinción de estos dispositivos en los países de la Unión Europea.

Frente a estas mejoras, el mercado español sigue en caída libre pese a lograr el primer avance en el canal de ventas a particulares en este mes. Según los datos de las patronales europeas, las ventas han caído en España un 16% y acumulan un descenso del 38% desde enero.

Por marcas, las que más logran mejorar sus ventas entre las grandes son Volkswagen, con un 11,9%, Fiat (11,7%) o la española Seat, con un 9,2%. También avanza Citroen, con un 7%, y entre las que tienen menos cuota de mercado, sube con fuerza Hyundai, con un 27%. Por el contrario, llama la atención el descenso de las marcas de General Motors, un 8,4%, en pleno proceso de venta de Opel, que reduce la matriculación de sus modelos un 8,9%.

Los trabajadores de Nortel amenazan con volar su fábrica

Trabajadores de una fábrica del grupo Nortel, en proceso de liquidación judicial en la localidad de Châteaufort, al sur de París, amenazan con destruir las instalaciones con una explosión para exigir negociaciones sobre sus indemnizaciones, segundo caso que se produce en pocos días en Francia.

Empleados de esta fábrica de Nortel, especializada en equipos de mantenimiento de redes de telefonía, han anunciado que han colocado en las instalaciones una decena de bombonas de gas conectadas y listas para estallar y exigen negociaciones con la administración judicial. En el exterior de la planta, han colocado una pancarta con un mensaje onomatopéyico evidente -"¡Boum!"- mientras en el interior los trabajadores siguen ocupando los locales de la empresa cuya actividad, que lleva paralizada una semana, es objeto de un plan social que debe conducir a la supresión de 480 de los 683 puestos de trabajo.

Los delegados sindicales, que se quejaron de que los administradores judiciales que se encargan de la gestión desde que la compañía se declaró en suspensión de pagos no les hacen caso, han indicado que su principal reivindicación son "verdaderas indemnizaciones" por despido. Pese a las amenazas, Le Parisien afirma que las bombonas están vacías y no presentan ningún peligro, y por eso algunos trabajadores no habían dudado en llevar ayer con ellos a sus hijos.

Más información