La farmacéutica catalana Reig Jofré compra los laboratorios suecos Bioglan

Primera compra en el extranjero del grupo familiar, valorada en siete millones de euros

El grupo farmacéutico catalán Reig Jofré desafía el deprimido entorno económico para dar su primer paso para internacionalizarse. La compañía de Sant Joan Despí (Barcelona), que por ahora sólo operaba fuera de España exportando sus productos a través de socios comerciales y de licencias, acaba de comprar un laboratorio farmacéutico ubicado en Malmo, en el sur de Suecia.

Según el grupo comprador, el importe de la adquisición de Bioglan AB, operación asciende a siete millones de euros. Con la compra, esta firma de capital familiar busca hacerse fuerte en el área dermatológica, considerada prioritaria en el plan de crecimiento del grupo, además de contar con licencias para comercializar nueve especialidades farmacéuticas que la empresa tiene en Suecia, Noruega, Dinamarca e Islandia.

La vocación internacional del grupo fue subrayada ayer por la compañía, cuyo negocio en el exterior aporta actualmente un 30% de la facturación total. Ésta asciende a 85 millones de euros.

Reig Jofré, que emplea a 550 personas, considera "estratégica" su nueva inversión, que le permitirá disponer por primera vez de un equipo de investigación y desarrollo (I+D) e instalaciones productivas propias en el extranjero.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS