Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI insta a la zona euro a limpiar su sistema financiero

Dominique Strauss-Kahn avisa del riesgo de inflación tras la crisis y sus efectos en los países emergentes

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo hoy que la asignatura pendiente de la zona euro es una estrategia para sanear su sistema financiero, que sufrirá aún "pérdidas considerales" por la recesión. Pese a los problemas que persisten en la banca europea, el organismo cree que "la reducción de la actividad económica debería moderarse durante el resto de 2009 y dar lugar a una recuperación modesta en la primera mitad del 2010". El organismo ha presentado estas conclusiones en la reunión de los ministros de Finanzas de la zona del euro en Luxemburgo.

Antes, en una conferencia en el Foro de las Américas que se celebra en Montreal el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, ha establecido como condición indispensable para salir de la crisis que el sistema financiero internacional sea saneado lo antes posible, proceso que a su juicio, ha ido "demasiado lento" hasta el momento. "Muchas pérdidas (en el sector financiero) todavía no han sido reveladas" ha dicho. Según Strauss-Kahn "seguimos creyendo que la recuperación se empezará a producir en la primera mitad del 2010" pero "esto sólo es posible si se aplica la política adecuada", ha añadido. Para el FMI, las 22 crisis bancarias del pasado han demostrado que el paso más importante para conseguir la recuperación "es la limpieza del balance general" de las instituciones financieras.

Strauss-Kahn ha reiterado la tesis mantenida por el FMI durante los últimos meses acerca de la recuperación de la economía para finales de 2009 y principios de 2010 (un poco más tarde para Europa) y ha alertado del "riesgo real" de que la economía entre en una rápida inflación después de recuperarse de la crisis.

Paradójicamente, una de las mayores preocupaciones de gobiernos y expertos en la actualidad es el peligro de caer en deflación.

El FMI insiste continuamente en la gravedad sin precedentes de esta crisis, cuya solución requiere medidas extraordinarias y cuyos efectos no siempre han sido suficientemente considerados, según esta institución. Precisamente hoy se han conocido los datos de un informe de Price Waterhouse Coopers en los que se asegura que el sector financiero necesitará entre 25.000 y 70.000 millones sólo en España para salir de la crisis.

Más problemas para los emergentes

En la misma línea en la que ya se han expresado los distintos informes publicados por el FMI, Strauss-Kahn, ha insistido en que muchas de las cifras en los países emergentes dan "realmente dan miedo" y que reflejan "que el drama es mucho mayor que en los países desarrollados".

El director gerente del FMI ha asegurado que la crisis financiera ha provocado que muchas economías emergentes encaren problemas "de vida o muerte" y advirtió del grave peligro de inestabilidad civil en esos países.