Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU cree que "lo peor del alza del paro en España ya está atrás"

La OIT destaca el caso del mercado laboral español y su alta temporalidad en un informe sobre el aumento del desempleo en el mundo

El desempleo en España, que ha aumentado de una forma muy rápida y fuerte con la crisis económica hasta alcanzar ahora el 17%, ya no seguirá incrementándose a ese ritmo, según cree el experto de la Organización Internacional de Trabajo, Raymond Torres. "Creo que lo peor del aumento del paro en España ya está atrás", ha asegurado el director del Instituto Internacional para Estudios Laborales de la OIT durante la presentación junto con el director general del organismo, Juan Somavia, de sus previsiones actualizadas de desempleo en el mundo. "Con la disminución de los contratos temporales, ya no existe esa presión -de reducir costes por el descenso de la producción-, y en cuanto a las pérdidas por el sector de la construcción, ya se han saneado en parte", ha explicado.

Uno de los desafíos para crear empleo pasa por "acabar con la masificación de las oficinas de empleo"

El caso de España, para la que los organismos internacionales auguran una tasa de paro del 20% el próximo año a pesar de los augurios de Torres, es uno de los pocos que se destacan en el informe entre los países desarrollados. Para el conjunto de estos países, la OIT cree que generarán entre el 35 y el 40% del aumento global del desempleo, pese a constituir menos del 16% de la fuerza laboral mundial. En sus conclusiones, el informe de la agencia de la ONU señala que el deterioro del mercado laboral global será este año mayor de lo esperado y que a finales de 2009 puede haber hasta 239 millones de desempleados en el mundo, lo que supone entre 39 y 59 millones más de parados.

Sobre España, señala que "ha sido duramente golpeada por la crisis, ya que ha visto incrementarse su número de desempleados en más de 800.000 en el primer cuatrimestre de 2009, y su tasa de desempleo se sitúa ahora en el 17%". El otro caso que se destaca es el de EE UU, donde los desempleados aumentaron en más de 2,6 millones en los primeros cuatro meses".

En este sentido, Torres apunta como una de las dos principales razones de la rápida destrucción de empleo en España el "desequilibrio ya existente antes de la crisis, por la precarización de las relaciones laborales, con un tercio de empleos temporales". Pero, añade, "con la crisis, esos contratos temporales se terminaron rápidamente". Por otra parte, destaca la diferencia existente entre países europeos como Alemania y Francia, donde "el empleo ha bajado menos que la producción" y el caso español, donde "las empresas han repercutido inmediatamente en el empleo la caída de la producción".

Récord del peso del empleo proveniente del ladrillo

Por ejemplo, señala, "en Alemania, un millón de empleos se mantienen gracias a medidas de apoyo a las empresas para que los guarden, además de que es un tiempo que puede utilizarse para la capacitación de esos trabajadores". Una de las razones por las que se ha repercutido la baja de producción en los trabajadores en España es el conocido factor del gran peso del sector de la construcción, "que con un 17% del empleo total en el mercado laboral español marcaba un récord mundial".

Con vistas al futuro, aunque Torres reconoce que no se atreve a pronosticar una tasa de desempleo en España para final de año, sí opina que "lo peor del aumento del paro ya está atrás". "Pienso que ahora el impacto de la crisis económica va a ir más en paralelo con los otros países industrializados, es decir, va a afectar al sector exportador, al del automóvil etc. y aunque no cabe duda de que aumentará el desempleo, creo que lo hará a una velocidad menor que ahora", ha añadido.

El experto cree que ahora uno de los desafíos para crear empleo pasa por "acabar con la masificación de las oficinas de empleo. Debe haber más personal, ya que se considera que la ratio no debe superar un consejero por cada 200 trabajadores" para poder hacer una labor efectiva de búsqueda de empleo. También opina que debe reformarse en parte el sistema de las oficinas de desempleo, y que haya más entrevistas personales entre los desempleados y los consejeros. "Y a los jóvenes quizás sería el momento de ayudarles a que se queden más tiempo en el sistema escolar", agrega, como algunas medidas de "un modelo de crecimiento que hay que volver a inventar".