Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los países europeos del G20 llaman a una regulación de los mercados financieros

La reunión preparatoria de la cumbre de Londres pide acciones contra paraísos fiscales y mayor control sobre los fondos de alto riesgo

Los participantes en la reunión de Berlín, preparatoria de la cumbre de abril del G20 en Londres, en la fotografía de grupo.
Los participantes en la reunión de Berlín, preparatoria de la cumbre de abril del G20 en Londres, en la fotografía de grupo. AFP

Los principales países de la Unión Europea consensuaron hoy en Berlín un catálogo de siete puntos con propuestas para hacer frente a la crisis económica mundial que contemplan medidas estrictas de control de los mercados financieros y otorga protagonismo al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El documento resume las conclusiones de la reunión previa a la cumbre del G-20 en Londres celebrada en Berlín por los jefes de Estado y gobierno y los ministros de Finanzas del G7 -Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia-, además de los de España, la República Checa, Holanda y Luxemburgo. En él se describe al mercado como "en una situación de peligro" y se asegura que las reformas estructurales y el foco en el gasto público son necesarios para salir más reforzados de la crisis global.

"Hemos subrayado hoy una vez más nuestra convicción que todos los mercados financiaros, productos y participantes tienen que estar sujetos a la apropiada supervisión o regulación, sin excepciones y a pesar del país de domicilio", asegura el comunicado final, que pone el acento en "los fondos privados de capital, incluyendo los fondos de protección, que pueden representar un riesgo sistemático".

Así, los países europeos del G20 exigen que todos los productos financieros de riesgo y las agencias de calificación de riesgos (rating) sean sometidas a una entidad reguladora que controle estrictamente su funcionamiento. El texto final también llama a acciones definitivas contra los paraísos fiscales y a las jurisdicciones laxas, y propone "herramientas de sanciones que tiene que ser creadas lo antes posible".

Los asistentes a la reunión en Berlín destacaron también la necesidad de que los bancos aprovechen las épocas de bonanza económica para crear "colchones de capital" en los que poder apoyarse en tiempos de vacas flacas. Además, subrayaron que la reunión de Londres en abril próximo se debatirá activamente la carta global para una economía sostenible que apuesta por una economía social de mercado.

Los países europeos coinciden también en que se deben emprender medidas para evitar que se distorsione la competencia y subrayan que esperan lo mismo del resto de los países del G20 en la reunión de Londres.

La Europa de G20 se compromete a no aplicar medidas proteccionistas y a impulsar la ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio. En éste sentido, el presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, ha calificado las políticas proteccionistas como de "un espejismo económico que acaba siendo perjudicial para todos ". Finalmente proponen duplicar los fondos del FMI para que pueda ayudar con rapidez y flexibilidad a aquellos miembros con problemas en sus balanzas de pago.