Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El capitalismo que viene' de Juan Urrutia replantea las relaciones económicas

Presentación en Madrid de la obra del ex consejero delegado de BBVA

La cúpula del BBVA con José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado de la entidad en la mesa, y Emilio Ybarra entre el público, arropó a Juan Urrutia Elejalde, economista y consejero del mismo banco durante los años 90, en la presentación de su última obra: "El capitalismo que viene", editado por Colección Planta 29.

Durante el acto se analizó la actual coyuntura económica con una visión relativamente positiva y buscando salidas a la crisis. Así Juan Urrutia Elejalde habló de los cambios que se avecinan con el "nuevo capitalismo":"Todos tendremos 15 minutos de gloria en los que seremos el grupo de presión que cautivará a las agencias independientes, daremos un pelotazo y con ese pelotazo viviremos pasivamente el resto del tiempo. ¿Qué pasará con los pobres, los parados y los africanos? Lo van a tener difícil, pero no quiere decir que no hagamos nada porque no sabemos qué va a pasar. El capitalismo que está por venir tendrá su parte imprevisible pero sí veo claro que el estado del bienestar tiene su fin. Habrá algo así como una seguridad mínima pero no un bienestar social como hemos deseado hasta ahora".

La evolución del mercado será una de claves para salir de la preocupante situación actual: "El mercado tiene la ventaja, desde el punto de vista darwiniano, de que evoluciona. Karl Lagerfeld decía hoy que ya no son tiempos de alfombra roja, ya no hay evolución creativa si no tenemos momento dramáticos como este. Por lo tanto, bienvenida sea la crisis".

José Ignacio Goirigolzarri no fue tan optimista como el autor en sus predicciones: "De esta crisis que estamos viviendo me preocupa especialmente que tengamos un mal diagnóstico y que como consecuencia tengamos medidas poco adecuadas. El análisis de estas medidas lo hago desde la posición de alguien que cree en el mercado. Me parece que determinadas medidas que se están pensando a medida que se suceden los hechos. Me parecería muy peligroso que volvamos a regular lo ya regulado y la parte no regulada sin regular".

En esta misma línea cuestionó las medidas de ayuda indiscriminadas, no siempre positivas: "En esta crisis estamos en un extraordinario apalancamiento y tenemos que superarlo. Me parece que este proceso se tiene que hacer cambiando todo para que todo siga igual. En el sistema hay un problema de sobrecapacidad y las ayudas indiscriminadas no ayudan a solucionar lo que está mal. Porque perpetúa los errores del sistema y fortalece a los más fuertes".

Al mismo tiempo, el consejero delegado de BBVA reafirmó su fe en las bondades de la globalización: "Creo profundamente en la globalización. Uno de los errores al analizar la crisis está siendo la falta de visión global; se está dando una respuesta absolutamente nacionalista. Esto está creando desigualdades competitivas entre naciones. Con todos los matices que queramos incluir, la globalización ha creado y crea riqueza, además para los países más pobres. Por lo tanto estoy muy preocupado por todos los movimientos proteccionistas. Por supuesto, entiendo las prisas por solucionar la crisis pero pueden ser muy peligrosas a medio y largo plazo".

A modo de guiño, durante el cátering final se sirvió pizza y champán, la que se decía configuraba el menú favorito de Carlos Menem en los años de despilfarro en Argentina.

El libro se puede, además, descargar en la red.