Sony anuncia 275 despidos en la fábrica de Barcelona

La multinacional recorta plantilla ante la falta de acuerdo con los sindicatos sobre el plan de viabilidad

Sony ha ido más allá de la congelación salarial anunciada la semana pasada. La multinacional japonesa ha presentado esta mañana al comité de empresa de la fábrica de Viladecavalls (Barcelona), donde fabrica televisores LCD (de pantalla plana), el despido de 275 trabajadores, el 21% de su plantilla fija, formada por 1.300 personas.

La medida, "necesaria para mantener el centro de Barcelona", se produce "después de cinco meses de negociaciones con los sindicatos sin llegar a un acuerdo sobre el plan de viabilidad", ha afirmado la empresa en un comunicado. La plantilla de Sony se manifestó el pasado sábado, justamente, anta la "negativa de la dirección a presentar un plan de viabilidad", según los sindicatos.

Más información
Multinacionales y banca aplican despidos masivos
Seat aprobará otro ERE que afectará a 5.300 trabajadores

El gigante nipón de la electrónica de consumo, que la semana pasada anunció el despido de 16.000 personas en todo el mundo (8.000 con contrato fijo y 8.000 temporales), también ha decidido aplicar una cláusula para no llevar a cabo el incremente salarial del convenio del metal de la provincia de Barcelona, que se traducirá en una congelación salarial para todos los trabajadores. Por último, tiene intención de externalizar las operaciones logísticas de la planta a una filial especializada de Sony, lo que supondrá la transferencia de 185 personas que, asegura la empresa, "conservarán las mismas condiciones salariales y laborales".

Las tres medidas contribuirán a "mantener la viabilidad" de la fábrica de televisores de Sony España a corto plazo y supone es el granito de arena al programa de reestructuración global de la multinacional.

Planta de producción de Sony en la población barcelonesa de Viladecavalls.
Planta de producción de Sony en la población barcelonesa de Viladecavalls.CARLES RIBAS

Electrolux anuncia el despido de 3.000 personas

El fabricante sueco de electrodomésticos Electrolux, el segundo del sector en todo el mundo, recortará 3.000 puestos de trabajo de su plantilla dentro de un plan de reducción de costes motivado por la bajada de la demanda en Europa y EE UU, lo que, según la compañía, provocará que no se alcancen los objetivos de ingresos para el año, ha informado la empresa.

Los 3.000 despidos, que se llevarán a cabo entre el último trimestre del ejercicio 2008 y el año fiscal 2009, supondrán un gasto para la firma sueca de unos 1.200 millones de coronas suecas (112 millones de euros), y según ha señalado la empresa, "se espera que los ahorros (derivados de estas medidas) sumen aproximadamente 1.100 millones de coronas (102,6 millones de euros) anuales, con pleno efecto en 2010".

La compañía ha añadido que sus ingresos acumulados a noviembre sumaban 2.700 millones de coronas (251,8 millones de euros), por lo que teniendo en cuenta la bajada de la demanda habitual del mes de diciembre, "no es posible alcanzar el objetivo para el ejercicio 2008 de entre 3.300 y 3.800 millones de coronas suecas (307,8 y 354,4 millones de euros)", ha subrayado la compañía.

Electrolux es la propietaria de marcas de electrodomésticos como AEG-Electrolux, Zanussi, Eureka y Frigidaire. Su plantilla en España ascendía a unas 2.500 personas a cierre de 2007. A media sesión, sus acciones caían un 4,7% en la Bolsa de Estocolmo.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS