Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Habitat se declara en suspensión de pagos

Es la segunda mayor del sector.- La deuda de 2.300 millones que arrastra fuerza el concurso de acreedores. -Colonial también amenaza con la insolvencia si no vende FCC, SFl y Riofisa

La inmobiliaria catalana Habitat ha presentado esta mañana en los juzgados de lo Mercantil de Barcelona la solicitud para el concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) con unas deudas de 2.300 millones de euros, según ha informado la compañía. Ésta ha sido la decisión final de la empresa que preside Bruno Figueras, que se veía incapaz de afrontar los pagos de los intereses del préstamo sindicado que pidió para comprar Ferrovial Inmobiliaria. Del pasivo de la empresa, 1.600 millones corresponden al crédito sindicado y el resto a hipotecas, pólizas, créditos a corto plazo y otros acreedores.

El de Habitat es el segundo mayor concurso de acreedores de la historia, después de que Martinsa Fadesa suspendiera pagos con una deuda de 5.200 millones. En el crédito para la adquisición de la sociedad madrileña, liderado por la Caixa, participan 38 entidades financieras más. Entre ellas, están el Instituto Catalán de Finanzas y el Instituto de Crédito Oficial, que prestaron 100 millones de euros cada uno.

El presidente de Habitat, Bruno Figueras, ha explicado a EL PAÍS que el concurso "era evitable" en la medida que "todas las partes hubieran realizado los movimientos adecuados". Sin citarlo, se refería a las entidades financieras, a quienes se requería que pasaran parte de la deuda a créditos participativos; a Ferrovial, a quien la banca exigía que aportara capital o adquiriera algún activo, y a él mismo, que rechazó poner 12 millones de euros de su patrimonio personal.

La empresa ya se salvó del concurso el pasado mes de febrero, cuando llegó "in extremis" a un acuerdo con la banca acreedora gracias a la intervención de los ejecutivos central y catalán ante las entidades extranjeras, que se resistían a suscribir el pacto. Sin embargo, la tormenta financiera e inmobiliaria ha impedido que la compañía pueda cumplir con el plan de negocio fijado entonces. En la última junta general de accionistas los socios de la empresa ya se negaron a aportar 937 millones de euros que la empresa requería para asegurar su continuidad.

Habitat tiene ahora 250 pisos contratados. "Los vamos a seguir entregando, y además las cantidades están todas garantizadas", ha asegurado Figueras. Además de Ferrovial y la familia Suñol, en la empresa están Dolores Ortega (sobrina de Amancio Ortega), José Antonio Castro (Hesperia), Isak Andic (Mango) y las familias Cuatrecasas y Rodés.

Colonial, pendiente de su deuda

Pero Habitat no es la única inmobiliaria amenazada por su deuda. Colonial ha amenazado hoy con declararse insolvente y solicitar el concurso de acreedores si no logra cumplir con el compromiso de vender la participación del 15,45% que tiene en FCC, un 33% del capital de su filial francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL) y el 100% de Riofisa o una parte sustancial de sus activos.

Otra de las antiguamente vacas sagradas del sector, Metrovacesa, ha logrado salvar sobre la campana la refinanciación de 1.100 millones de euros cuyo plazo finalizaba hoy gracias a la reventa de la sede del HSBC en Londres al propio banco, aunque para ello ha tenido que aceptar una minusvalía de 6000 millones de euros.

Sobre la situación de Colonial, la inmobiliaria se comprometió a vender sus participaciones en FCC, SFL y Riofisa, entre otros activos, dentro del acuerdo de reestructuración de su deuda de 7.000 millones que firmó con sus bancos el pasado mes de septiembre. El objetivo es destinar lo que obtenga de estas ventas a amortizar su deuda.

Plazo límite

Por ello, "si Colonial no pudiese cumplir con las obligaciones de venta descritas, en el plazo acordado en el caso de Riofisa, la sociedad podría no atender sus obligaciones de amortización de la deuda reestructurada a largo plazo. Todo ello podría ocasionar un impacto sustancial adverso en las actividades, los resultados y la situación financiera, o incluso, en última instancia, la insolvencia y declaración de concurso", según indica en el folleto de la emisión de obligaciones convertibles de 1.405 millones de euros que aprobó en junta extraordinaria el pasado viernes.

En el folleto, la inmobiliaria que ahora preside Juan José Bruguera confirma que ya ha iniciado los trámites para vender dichas participaciones. Además recuerda que esta misma semana concedió a sus bancos acreedores opciones de compra sobre el 15,4% de FCC, cuyo valor de mercado es de unos 545 millones, y el 33% de SFL, que actualmente vale en bolsa unos 430 millones, a ejercitar entre el 11 de diciembre de 2008 y el 10 de enero de 2009.

La deuda de inmobiliarias en trámites de concurso supera los 10.500 millones

Habitat, con una deuda de 2.300 millones de euros, se ha sumado a la lista de inmobiliarias y constructoras que desde finales de 2007 han ido solicitando el concurso de acreedores al no poder afrontar sus pagos y cuyo endeudamiento conjunto supera los 10.500 millones de euros. Antes de la empresa que preside Bruno Figueras, el primer caso entre estas firmas de gran volumen fue el de la inmobiliaria valencia Llanera, a la que las dificultades para refinanciar su deuda, cercana a los 700 millones de euros, llevaron en octubre de 2007 a solicitar a la justicia el concurso voluntario de acreedores ante la situación inminente de insolvencia de todas las empresas del grupo.

En los siguientes meses se produjo un goteo incesante de pequeñas y medianas empresas que optaron por la vía concursal ante la imposiilidad de hacer frente a sus deudas por la falta de liquidez derivada de la crisis financiera: Ereaga, la sevillana Contsa, la gaditana Jale, la barcelonesa Lovipro o la madrileña Prasi, especializada en la construcción de vivienda protegida. Tras las elecciones generales del 9 de marzo, se sumaron a la lista de empresas insolventes el grupo Lábaro, Cosmani (333 millones de euros de deuda), SEOP (330 millones de euros), Urazca (215 millones de deuda) y Promodico (500 millones de deuda).

El caso más relevante, no sólo económicamente sino también por sus connotaciones políticas, ha sido el de Martinsa-Fadesa, la primera inmobiliaria que cotiza en Bolsa y que solicitó el concurso voluntario de acreedores acuciada por la falta de liquidez derivada de la crisis que atraviesa el sector. Después de Martinsa-Fadesa y Habitat, la tercera mayor promotora 2C la tercera mayor promotora en declararse insolvente fue Tremón, que hace quince días presentó el concurso voluntario de acreedores al no poder afrontar una deuda cercana a los 900 millones de euros.

El Euríbor abaratará las hipotecas por primera vez en tres años

El Euríbor ha cerrado noviembre en el 4,350% y abaratará las hipotecas que se revisen en diciembre en 36 euros al mes (435 al año), la primera rebaja que se produce desde septiembre de 2005. El indicador ha experimentado en mes y medio el mayor recorte de su historia, de más de un punto y medio porcentual, desde el 5,512 que registraba a mediados de octubre, hasta el 3,951% de hoy -su mínimo intradía desde diciembre de 2006-. No obstante, no todos los préstamos que se revisen en diciembre se beneficiarán del recorte, ya que a aquellos que se actualicen en los primeros días del mes se les aplicará el Euríbor de octubre, pues las entidades prefieren utilizar la tasa oficial confirmada por el Banco de España a mediados de mes.

Más información