Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japón entra en recesión ante la expansión de la crisis

La segunda potencia mundial se contrae un 0,4% por segundo trimestre consecutivo por primera vez desde 2001 ante la caída del consumo y las exportaciones

La economía de Japón ha entrado en recesión. Tras contraerse entre julio y septiembre por segundo trimestre consecutivo, la segunda potencial mundial se suma a la zona euro en el bando de países que están en números rojos y confirma que la crisis financiera global se ha trasladado a las economías reales.

Esta caída del Producto Interior Bruto (PIB) japonés del tercer trimestre del año, algo que no ocurría desde 2001, supone que la economía se ha contraído un 0,4% en términos reales, cifra que contrasta con las estimaciones del mercado, que manejaba una predicción de crecimiento del 0,1%, según la agencia local Kyodo. A pesar de las malas noticias y tras una apertura en la que ha llegado a caer un 2,4%, el índice Nikkei de la Bolsa de Valores de Tokio, que ya había descontado la contracción, ha cerrado con un ascenso del 0,7%, hasta los 8.522 puntos.

En términos nominales, con datos no ajustados respecto a los cambios en los precios, la economía japonesa se contrajo un 2,1% respecto al mismo trimestre del año anterior. El consumo, que supone un 55% de la economía japonesa, avanzó un 0,3% respecto al trimestre anterior y el gasto de capital de las empresas se redujo un 1,7%. No obstante, la inversión inmobiliaria creció un 4% y la inversión pública se incrementó en un 0,4%. Las exportaciones, otro de los puntos fuertes del país del sol naciente, se elevaron un 0,7%, mientras que las importaciones lo hicieron en un 1,9%. La demanda doméstica estimuló el PIB real en un 0,1% respecto al trimestre anterior, pero la demanda exterior lo contrajo en un 0,2%.

El ministro de Economía y Política Fiscal, Kaoru Yosano, ha apuntado nada más hacerse público el dato de que la economía está "en una fase de recesión" y que por el momento permanecerá así, dadas las perspectivas de ralentización de la economía global.

Japón se une así a algunas de las grandes economías europeas, que también han entrado en recesión, , y abre camino a la más que probable recesión de EE UU, que ya ha registrado un trimestre de contracción de la economía. Por primera vez desde el nacimiento de la eurozona 1999, en el tercer trimestre del año se ha registrado una contracción del 0,2%, idéntica a la de primavera, en el producto interior bruto (PIB) de los 15 países de la moneda única. El jueves pasado Alemania sorprendía a la eurozona al reconocer que su economía entraba en recesión; los mismos datos negativos, según las cifras del Eurostat, padece Italia -tercera economía de la Eurozona-, en recesión formal; y España, cuarta dentro de la moneda única, ha entrado, después de 15 años, en números rojos.

Otras importantes economías de la UE, como la holandesa, se encuentran también al borde del precipicio. Es el caso del Reino Unido, donde la Confederación Británica de Industria hará público este lunes un informe en el que augura que su economía se contraerá hasta un 1,7% antes de que acabe 2009.

Los economistas advierten de que EE UU está ya en una "recesión prolongada"

Estados Unidos está en una "recesión prolongada" que se extenderá hasta 2009, ha afirmado hoy la Asociación Nacional de Economía Empresarial (NABE, en inglés). Esta organización ha señalado que en el cuarto trimestre de este año la economía estadounidense se contraerá a un ritmo anual del 2,6% negativo, de acuerdo con la opinión de los economistas encuestados.

Otra encuesta realizada por el servicio de noticias económicas MarketWatch indica que la mayoría de los economistas calcula que la contracción será del 3,5% entre octubre y diciembre. En el tercer trimestre de este año, según el último informe del Departamento estadounidense de Comercio, la economía en EE UU ha registrado una contracción del 0,3%, la primera desde la recesión de 2001.

La mayoría de los expertos consideran que hay recesión cuando la contracción de la actividad económica se extiende dos trimestres consecutivos. El 96% de los economistas encuestados por NABE cree que la recesión ya ha comenzado, mientras la Asociación calcula que en todo 2008 la actividad económica de EEUU crecerá un 0,2%, y en 2009, un 0,7%. "Éste sería el ritmo de crecimiento sobre dos años más lento desde comienzos de los años 80", ha asegurado el presidente de NABE, Chris Varvares, quien también preside la firma de asesoría financiera Macroeconomic Advisers, en St. Louis.

Más información